Montero insiste en la formación de jueces para que sean sensibles al género

Madrid, 17 nov (EFE).- La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha insistido este jueves en la necesidad de la formación de los jueces para que éstos manejen los casos "de una manera sensible al género" y puedan así hacer una "correcta" aplicación de las leyes.

Lo ha dicho Montero durante su discurso en la inauguración del VIII Congreso del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, en presencia de otras autoridades políticas y judiciales, en medio de la polémica por la revisión a la baja de algunas condenas por la ley del "solo sí es sí".

Montero ha destacado que el camino recorrido en los últimos años, con el impulso del movimiento feminista, ha permitido "transformar de forma sólida nuestras instituciones" y en este punto ha querido reconocer a las feministas "que desde muy diversos ámbitos particularmente hoy desde el sistema judicial han abierto camino enfrentándose a los sesgos y estructuras patriarcales".

Si Montero aseguró ayer que hay jueces que no están cumpliendo la ley del solo sí es sí por "machismo", en su intervención de hoy ha citado de forma textual varios aspectos de una recomendación a España del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW).

Así ha ido punto por punto para señalar que el CEDAW insta a garantizar los elementos de justiciabilidad, disponibilidad, sensibilidad, calidad y rendiciones de cuentas de los sistemas de Justicia y la provisión de la reparación de las víctimas.

Para la justiciabilidad, la recomendación recoge la necesidad de garantizar formación para velar por que los profesionales de justicia "manejen los casos de una manera sensible al género".

De esta forma, ha proseguido Montero, hay que garantizar "que los profesionales de Justicia, el conjunto de operadores jurídicos, tiene la formación en perspectiva de genero necesaria para la correcta aplicación de las leyes".

Además, para mantener la calidad y la rendición de cuentas en el sistema judicial hay que proteger a las denunciantes antes, durante y tras el proceso, al tiempo que hay que desarrollar "mecanismos independientes y eficaces para observar el acceso de las mujeres la justicia".

Son medidas, ha dicho la ministra citando al CEDAW, indispensables para garantizar el acceso de las mujeres a la justicia y evitar "que los sesgos y estereotipos machistas comprometan la imparcialidad e integridad del sistema de justicia".

"Las normas que estamos impulsando forman un edificio jurídico cada vez mas sólido", ha dicho Montero, y para hacer efectivo su acceso "es fundamental caminar juntos todos los poderes del Estado y la sociedad y el conjunto de las administraciones, destacando el importante rol de la Fiscalía para lograr la aplicación efectiva de las nuevas normas".

Previamente, entre otros, había hablado la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, quien ha mostrado su apoyo a los jueces por su "profesionalidad" y "entrega" y ha asegurado que las mujeres pueden estar seguras porque tienen "una sólida formación".

Montero ha insistido en su discurso en que España es desde hace décadas un referente internacional contra la violencia machista y que ha avanzado de forma decidida en la implementación de políticas públicas y cambios normativos que permiten garantizar los derechos de las mujeres y los de sus hijos.

En el marco del Congreso del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, que reunirá hasta mañana a numerosos expertos en la materia, también ha intervenido, entre otros, el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Rafael Mozo.

(c) Agencia EFE