Estas son las monedas de 10 céntimos que te pueden hacer ganar hasta 900 euros

Varias monedas de euro
Varias monedas de euro

Varias monedas de euro

Una moneda de 10 céntimos no tiene demasiado valor. O quizás sí. La numismática es lo que tiene, que puede ‘hacer magia’ y convertir una moneda insignificante en un objeto de gran valor.

En este caso, las piezas en cuestión no están descatalogadas, sino que, al ser céntimos, se encuentran en circulación. Por ello, hay posibilidades de que alguno de estos tesoros numismáticos caiga en tus manos próximamente o, incluso, se encuentre en tu bolsillo.

Tal y como recoge el portalNoticiastrabajo, esas monedas de 10 céntimos especiales han sido acuñadas en distintos países europeos: Alemania, Francia, Países Bajos, Austria y Finlandia.

Moneda de diez céntimos alemana

La más valiosa de las monedas a las que se hace referencia en este artículo procede de Alemania y fue fabricada en el año 2002. Lo que la hace peculiar son dos aspectos: un exceso de cobre y un error de fabricación en los bordes. Su valor puede llegar a alcanzar los 900 euros.

Moneda de diez céntimos francesa

En 1999, justo antes de la entrada en vigor del euro, en Francia se fabricaron unas monedas por la que se ha llegado a pagar hasta 300 euros. El motivo, precisamente, es que se trata de las primeras monedas de céntimo que se acuñaron en el país galo.

Moneda de diez céntimos neerlandesa

La misma explicación es la que les da valor numismático a las monedas de 10 céntimos de Países Bajos fabricadas en 1999. Algunas de ellas (con una conservación óptima) han llegado a venderse por 185 euros.

Moneda de diez céntimos austríaca

En Austria toca dar un salto temporal desde el 1999 al 2002, el año en el que el euro entró en circulación. El motivo que hace especiales a estas monedas es su limitada fabricación. El valor aproximado de cada una de estas piezas es de 275 euros.

Moneda de diez céntimos finlandesa

Otras monedas poco comunes de diez céntimos se encuentran en Finlandia. Como en el caso de las ya citadas monedas francesas y neerlandesas, es una de las primeras en fabricarse (año 2000). Lleva el león con dos espadas tradicional del escudo oficial del país finlandés y su precio máximo de venta se sitúa en 210 euros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR