El modelo de las suscripciones está llegando a su límite: la gente no puede pagar más

Tecnología y redes
·4 min de lectura

El contenido en Internet ha dejado de ser gratuito o fácil de piratear y hemos entrado de cabeza al modelo de las suscripciones. Ahora mismo podemos acceder a noticias, películas, series, música o videojuegos pagando una cuota mensual. Este sistema nos permite tener plataformas que funciona a la perfección y ofrecen contenido de calidad. 

Pero hay un problema muy grande: este sistema está muy atomizado. Existen demasiadas ofertas y todas son de pago. Por ejemplo, solo en vídeo y en España están las opciones de Netflix, HBO, Disney +, Amazon Prime Video, Filmin, Movistar+, Apple TV+, DAZN, Atresplayer Premium o Mitele Plus, por decir solo algunos. Con la música pasa lo mismo y con los videojuegos, igual. 

Demasiadas suscripciones para todo. Muy pronto se sabrá si estamos ante un modelo que se agota. Foto: Mannheim - BW /
Demasiadas suscripciones para todo. Muy pronto se sabrá si estamos ante un modelo que se agota. Foto: Mannheim - BW /

Cuatro servicios de streaming de pago por hogar

Según un estudio de Deloitte llevado a cabo en Estados Unidos, los consumidores se están llenando de suscripciones a medios digitales, y el abonado medio tiene cuatro servicios de streaming de vídeo de pago por hogar, dos servicios de música de pago y tres servicios de juegos de pago de media, según un informe de la empresa de contabilidad y consultoría Deloitte. Y los miembros de la Generación Z consideran que los videojuegos son su opción de entretenimiento favorita.

Una multitud de proveedores de vídeo en streaming compite por la audiencia, y lo mismo ocurre con otras formas de entretenimiento, como la música, los juegos y las redes sociales. Los medios de comunicación y las empresas de entretenimiento tienen que hacer frente a la frustración del público con un mercado fragmentado y lograr un equilibrio entre el contenido, el coste y la tolerancia a la publicidad para evitar que los clientes cambien de plataforma. 

Los consumidores, cada vez más molestos

El 47% de los usuarios en EE UU afirman estar frustrados por el número creciente de suscripciones y servicios requeridos para ver lo que quieren, según una encuesta de Deloitte. En España, uno de cada tres hogares españoles con acceso a internet está suscrito, como mínimo, a una de las diferentes plataformas de pago digitales que ofrecen sus servicios en el país, según indica un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Y cerca de la mitad de los usuarios (el 44%, para ser exactos) consume contenido audiovisual online al menos una vez a la semana, en base a datos del mismo organismo.

Sin embargo, los consumidores se sienten frustrados por esta fragmentación del mercado, ya que el 52% encuentra difícil acceder a los contenidos en tantos servicios, y el 53% de los encuestados se siente frustrado por tener que suscribirse a varios servicios para acceder a los contenidos que desea.

Los videojuegos, el futuro del streaming

El 87% de la Generación Z juega a videojuegos diaria o semanalmente en dispositivos como smartphones, consolas de juegos y ordenadores. Una gran mayoría de la Generación Z, los Millennials y la Generación X coinciden en que durante la pandemia los videojuegos les han ayudado a mantenerse conectados con otras personas y a superar los momentos difíciles.

Cerca de la mitad (46%) afirma que los videojuegos han restado tiempo a otros entretenimientos. Para todas las generaciones, escuchar música es una de las tres actividades de entretenimiento favoritas. Alrededor del 60% de los encuestados tiene un servicio de música en streaming de pago, y la misma cantidad ha utilizado un servicio de música gratuito con soporte publicitario.

Los consumidores son sensibles al precio. El coste (46%) importa más que el contenido (35%) para que los consumidores decidan suscribirse a un nuevo servicio de vídeo en streaming de pago. Según Westcott, el aumento del precio es el principal motivo por el que los consumidores deciden cancelar un servicio de vídeo, música o juegos de pago.

Está claro que el mercado está más que deseoso de que se cree una mega suscripción que incluya series, películas, música y videojuegos. De momento, solo Apple ofrece este tipo de tarifa con su servicio Apple One, que incluye por 14,95 euros al mes Apple Tv+, Apple Music y Apple Arcade. ¿Cómo sería uno que incluyera Netflix, Spotify y PlayStation Plus? Ese es el sueño de millones de personas... ¿Hay alguien trabajando en ello?

Más noticias que te pueden interesar: 

VIDEO | El proceso sorprendente para convertir un cristal en espejo