La historia del adolescente italiano que hizo una fortuna vendiendo pasaportes Covid falsos

·3 min de lectura

Una modelo estafada por alguien que se hacía llamar Marco online y que le prometió un Green Pass falso a cambio de dinero ha destapado un negocio de miles de euros y un número indeterminado aún de clientes engañados en Italia. Detrás se encontraba un adolescente de solo 17 años que habría ganado miles de euros con la ayuda de hackers rusos, según publican medios italianos como Il Corriere della Sera y la Rai. El joven se enfrenta a una acusación por extorsión y estafa.

Una de las estafadas tras pagar y no recibir el Green Pass falso terminó por acudir a la Policía y denunciar lo ocurrido. (Foto: Getty Images)
Una de las estafadas tras pagar y no recibir el Green Pass falso terminó por acudir a la Policía y denunciar lo ocurrido. (Foto: Getty Images)

La investigación arrancó con la denuncia de esta modelo antivacunas al ver que el engaño iba a cada vez a más y que su situación era cada vez más complicada. Según ha trascendido, la mujer quería ir al gimnasio pero se niega a vacunarse contra el coronavirus, lo cual le impide obtener de manera legal el Green Pass que le permite el acceso a la instalación. Para poder esquivar la normativa, decidió recurrir al mercado negro de certificados y pagar por la tramitación fraudulenta de uno online.

Así fue como acabó en un canal de Telegram a través del cual, por un precio de 150 euros, le ofrecían un Green Pass falso. Ella hizo el pago, envió la documentación requerida para poder tramitar el pase y este nunca llegó. Lo que sí recibió, al reclamar, fueron más solicitudes de dinero. Hasta que llegó un punto que decidió parar la extorsión acudiendo a la policía incluso aunque para denunciar tuviese que reconocer que estaba dispuesta a pagar por un certificado falso

Tras la denuncia de la modelo, los agentes iniciaron una investigación que les llevó hasta un adolescente residente en Rieti, localidad italiana situada en la región de Lacio, que llevaba varias semanas con el negocio. Para montarlo había contado con la ayuda y el consejo de hackers rusos, según varios medios. 

Lo que no está claro aún es cuál es el alcance de la supuesta estafa. Algunos medios hablan de 20.000 euros de recaudación semanales y otros dan esa cifra de ganancias en un mes. En lo que sí coinciden es en el dato de que podría haber cientos de personas que intentaron saltarse la normativa Covid y acabaron estafadas. El precio individual por Green Pass era de 150 euros, pero había paquetes con ofertas de 300 euros por cuatro y 500 euros por seis.

“Nuestro objetivo es brindar un servicio de calidad, rápido y automático, anónimo y que garantice la máxima privacidad. No tenemos la intención de hacer negocios con los datos de nuestros clientes y no estamos interesados ​​de ninguna manera en recopilar datos de salud”, se prometía a los clientes a través de Telegram. Algo que no se cumplía, ya que se ha descubierto que los datos eran usados para extorsionar a quienes contactaban con ellos y para usarlos de manera fraudulenta en otras estafas.

El adolescente ahora descubierto había contado a sus padres que el dinero lo sacaba del negocio de los juegos en línea. En el curso de la investigación se ha descubierto que se lo gastaba en artículos de lujo, dispositivos de última generación y criptomonedas y que su actividad se prolongó durante semanas. El caso está ahora en manos de la Fiscalía de Génova y el joven se enfrenta a una acusación de estafa y extorsión.

En la investigación iniciada con la denuncia de esta clienta estafada han participado operativos de la sección de Ciberdelincuencia Financiera de la policía postal y el departamento de Liguria, agentes de Roma y el fiscal genovés Federico Panichi.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente