La nueva moda es hacer tortilla de patata con la forma de unas croquetas

Javier Sánchez
·3 min de lectura

A Gema Roig el confinamiento le cambió la vida. Como a todos, en realidad. Esta valenciana de 28 años licenciada en derecho y ex jugadora profesional de poker le dio por hacer tortillas de patata. "Somos cinco hermanos y todos seguimos la receta de tortilla de mi abuela. De repente, en pleno confinamiento me dio por soñar con que me ponía a hacer tortillas de patata y que me iba muy bien. Y pensé, ¿y si lo hago?".

                               La tortilla de patata de Queen Potato. Foto: Queen Potato
La tortilla de patata de Queen Potato. Foto: Queen Potato

Gema es la fundadora de Queen Potato, una empresa que sirve tortillas de patata a domicilio en Valencia. "Empecé el proyecto en octubre, aparte de porque creo que me sale bien la tortilla, porque me di cuenta de que en Valencia no hay buenas tortillas de patata. Justo acababa de cerrar el bar Alhambra que es para mí el que tenía la mejor de la ciudad y me lancé. También pensé que lo mismo que la gente pide una hamburguesa o una pizza a domicilio, quizá le gustaría disfrutar también de una buena tortilla de patata".

Esta joven emprendedora comenzó vendiendo apenas 15 tortillas de patata cogiendo los pedidos a través de Instagram desde un obrador casero. Poco a poco, fue introduciendo variedades con queso trufado, queso gallego y longaniza, cebolla caramelizada, chorizo... "Son tortillas de seis huevos, aunque ahora voy a empezar a hacerlas de tres huevos pensando un poco en la gente que vive sola...". Ojo, porque entre sus especialidades también hay algunas realmente curiosas como la tortilla Mariah Carey, que incluye foie mi cuit y confit de pato.

Las 'queen balls' de tortilla, en todo su esplendor: foto: Queen Potato
Las 'queen balls' de tortilla, en todo su esplendor: foto: Queen Potato

Sin embargo, aparte de presumir de hacer unas tortillas de mucha calidad, Gema tiene a gala haber creado un nuevo producto: las 'queen balls'. ¿Qué son? Una especie de mini bolitas de tortilla de patata que ha comenzado a comercializar y que han despertado un enorme interés en Instagram. "De pronto, me di cuenta de que también hay gente que quiere picotear una tortilla de patata a las 5 de la tarde, pero que no quiere una entera. También que, como hago tantas variedades distintas, puede existir un tipo de cliente que quiera probar varias de alguna manera. De ahí nacen las 'queen balls', que son un bocado redondo, más pequeño incluso que una croqueta y que se comen de un bocado". 

Las 'queen balls' se venden en packs de 10 o de 20 unidades. "Son fantásticas para introducir en ellas ingredientes que en las tortillas grandes pueden cansar un poco, como el queso gorgonzola. También me sirven para adecuar el punto. Yo siempre dejo las tortillas jugositas, pero si hay una embarazada que quiere alguna 'queen ball' más hecha este formato me permite cocinar alguna de ellas un poco más sin problema".

Las 'queen balls' permiten mezclar muchos ingredientes en el interior de la tortilla. Foto: Queen Potato
Las 'queen balls' permiten mezclar muchos ingredientes en el interior de la tortilla. Foto: Queen Potato

Actualmente, elabora 600 de estas 'queen balls' a diario, lo que se suma a la media de casi 70 tortillas que hace de media cada día. "Está siendo muy loco. Estoy viviendo un boom muy grande". Aunque actualmente solo vende en Valencia, la ambición de Gema es ampliar su negocio por toda España e incluso "a nivel internacional". De momento, los días 26 y 27 de abril ha puesto en marcha un 'pop up' en Madrid. "Voy a estar en un puesto del mercado de Torrijos, atendiendo a los clientes que se acerquen o sirviendo los pedidos que me pidan por Instagram o Glovo. Para la ocasión, además, voy a colaborar con el increíble Álex Cordobés, un artista de las tartas que también se ha vuelto muy popular en los últimos meses". Mientras esta joven valenciana plantea conquistar el mundo con sus bocaditos de tortilla, por lo menos ya puede presumir de haberse inventado una nueva forma de disfrutar del que quizá es nuestro plato más popular.

Más historias que te pueden interesar: