La moda sigue: activistas climáticos la toman ahora con 'La joven de la perla'

La célebre pintura de Vermeer, vista a distancia (Photo: LEX VAN LIESHOUT via Getty Images)
La célebre pintura de Vermeer, vista a distancia (Photo: LEX VAN LIESHOUT via Getty Images)

La célebre pintura de Vermeer, vista a distancia (Photo: LEX VAN LIESHOUT via Getty Images)

La moda sigue. Tras lo ocurrido con Los girasoles de Van Gogh o Los Pajares de Monet, esta vez la víctima de las protestas climáticas ha sido el célebre cuadro La joven de la perla’ de Johanes Vermeer.

Este jueves, un hombre ha intentado pegarse la cabeza con pegamento, mientras que otro ha arrojado un líquido rojo sobre la pintura, protegida por un vidrio, ante la casi inacción de los vigilantes de sala.

Pese a esta acción vandálica, la obra no ha sufrido daños, según han confirmado fuentes del museo Mauritshuis que la alberga.

La Policía neerlandesa ha detenido a tres activistas por esta acción, mientras que el museo ha confirmado haber cerrado la sala donde se encuentra el cuadro por precaución, según la cadena NOS.

La pinacoteca ha lamentado la “indefensión” del arte y ha condenado cualquier intento por dañar las obras, independientemente de sus objetivos. En las últimas semanas, se han sucedido las protestas en museos de todo el mundo, con incidentes en Alemania, Reino Unido y Francia.

La Joven de la Perla, que data del 1665, es una de las obras más reconocibles del Mauritshuis, también por su translación a una novela y a una película.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR