¿Implantará España la famosa ‘mochila austriaca’? Así funciona

·3 min de lectura

Los defectos del mercado laboral español son claros: altas cotas de paro y demasiada temporalidad. La situación lleva años sin revertirse. El Banco de España quiere acabar con el abuso de los contratos temporales y la desigualdad que existe en la protección de los trabajadores.

Para ello, el órgano regulador ha reabierto el debate sobre la ‘mochila austriaca’. En su reciente informe anual sobre la situación de la economía española en 2020, propone que el Estado emplee algunos de los fondos europeos para financiar parte de la transición hacia este nuevo sistema de indemnizaciones por despido.

La mochila austriaca es un fondo que el empresario acumula en favor del trabajador y que le entregará en caso de despido. Se trata de una especie de cotización social a cargo del empresario y que sirve para reemplazar la indemnización, en parte o en su totalidad, en el caso de que decida rescindir el contrato de un trabajador.

Para ayudar a las empresas a 'llenar las mochilas' de sus trabajadores en un inicio, el Banco de España propone que el Estado aporte 8.031 millones en los primeros cuatro años con parte de los fondos europeos.

También de interés:

The magnificent Bank of Spain building  at the beautiful Plaza de la Cibeles was built between 1884 and 1891 in Madrid, Spain
El Banco de España defiende que esta propuesta se ha elaborado para que las indemnizaciones no cambien. Foto: Getty Creative.

Posibles ventajas

  • Se reduce considerablemente el riesgo de descapitalización de las empresas ante una posible crisis económica. Si la mochila austriaca reemplaza por completo el sistema actual, cada empresario cubriría plenamente y en todo momento el total de sus obligaciones de indemnización por despido. Por lo que, ante la necesidad de recurrir a despidos masivos, no se ocasionarían pérdidas extraordinarias e imprevistas a los empresarios.

  • La mochila terminaría con la dualidad del mercado de trabajo en la que encontramos trabajadores muy protegidos y otros que no lo están. ¿Por qué? Se elimina el malicioso incentivo de poder realizar el despido más barato. Es decir, rescindir el contrato de aquel que haya devengado hasta la fecha una menor indemnización por despido. Las empresas priorizarían retener a su mejor personal y no, como sucede ahora, a expulsar a los mejores trabajadores si con ello consigue minimizar el coste del despido.

  • Por otra parte, la mochila austriaca fomenta la movilidad laboral. La predisposición de cada trabajador a cambiar de empresa se acrecentaría porque en ningún caso perdería la indemnización acumulada. Por este mismo motivo, evita que un trabajador se quede en su mismo puesto solo por el miedo a perder esta indemnización.

  • Por último, mejora las condiciones de la jubilación. Todo el capital almacenado en el fondo a lo largo de la vida laboral del trabajador será percibido como complemento para su jubilación.

Modelo austriaco

Desde 2003, este sistema opera en Austria. Consiste en una contribución mensual del empleador por valor de 1,53% del salario bruto del trabajador, que básicamente ha sustituido a la indemnización por despido.

Los expertos señalan que en España, con un despido de 20 días, costaría mucho implantar al completo esta fórmula. En todos los escenarios, el modelo sería mixto: una parte del despido se financiaría de forma directa por esta vía en una cuenta del trabajador y la otra se desembolsaría por un número de días igual que ahora.

Críticas a la mochila austriaca

Algunos grupos parlamentarios se han manifestado en contra de la mochila austriaca. Unidas Podemos o ERC han denunciado que este modelo solo conseguiría abaratar el despido. Por su parte, el Banco de España ha defendido que esta propuesta se ha elaborado “para que las indemnizaciones no cambien”.

Lo que parece claro es que, si queremos garantizar el futuro de las pensiones, hay que tomar medidas a corto plazo, ya sea incorporar este modelo u otro más novedoso. Y cuanto antes, mejor.

VIDEO | Los taxis sin conductor de Baidu, el Google chino, ya circulan por Pekín

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias