La mitad de los niños de Líbano, bajo el riesgo de sufrir algún tipo de violencia, según la ONU

·4 min de lectura

Este viernes, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) publicó un informe en el que advierte sobre el riesgo de sufrir algún tipo de violencia que corren miles de niños en Líbano. La crisis económica de la nación mediterránea, en el centro del problema, ha llevado a muchas familias a la pobreza o al borde de esta, ha generado más desigualdad y ha dificultado el acceso a la educación de los niños.

Como en muchas otras situaciones de crisis, los niños son de los más perjudicados en la profunda recesión económica que atraviesa Líbano. Este viernes, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), publicó un informe que acusa que uno de cada dos niños en Líbano corre un grave riesgo de sufrir violencia física, emocional o sexual.

La agitación política y financiera interna, la pandemia de Covid-19 y las secuelas de las explosiones del puerto de Beirut en agosto de 2020 están pasando factura en el país mediterráneo. El informe de UNICEF muestra que más 1,8 millones de niños, que representan más del 80% de los niños libaneses, sufren "pobreza multidimensional". Una situación que les expone a riesgos como ser "forzados a cometer abusos como trabajo infantil o matrimonio infantil para ayudar a sus familias a llegar a final de mes", según detalla el informe.

"Con el aumento de las tensiones en los hogares, el cierre de las escuelas por la pandemia y el deterioro de los servicios sociales, más de un millón de menores en Líbano están en riesgo de ser víctimas de violencias directas", sostiene el informe.

La publicación, titulada 'Comienzos violentos: niños que crecen en la crisis del Líbano', se hizo pública el mismo día de la visita de la representante especial del Secretario General de las Naciones Unidas para Violencia contra Niños, Najat Maalla, al país bañado por las aguas del Meditarráneo.

“No debemos fallar a los hijos de Líbano. Son la esperanza del país. Las cifras impactantes de niños sometidos a abusos y explotación y privados de sus derechos básicos deben revertirse", compartió Maalla en un mensaje a través de redes sociales.

Según la investigación, el número de casos de abuso y explotación infantil documentados se disparó entre octubre de 2020 y octubre de 2021, subiendo de 3.913 a 5.621 casos -lo que implica un aumento del 44%-.

La crisis económica, en el centro del problema

La crisis económica de Líbano, desatada a finales del 2019, es una de las peores en todo el mundo en más de un siglo. En la nación enfrentan una grave escasez de productos y servicios básicos fundamentales en el día a día de la población, como el combustible, la electricidad o las medicinas.

Un problema que se suma a décadas de corrupción y mala gestión de los recursos públicos. En octubre de 2021, casi la mitad de los hogares no contaban con agua potable y, uno de cada tres cita el precio del recurso básico como razón.

Algo que los expertos opinan afecta mucho al correcto desarrollo y a la crianza de los infantes libaneses y que, si no se palia, irá a peor. Hasta el momento, muchos se han visto abocados a la indigencia y a la pobreza extrema.

"Esta es una crisis de los niños (...) Si no actuamos ahora, el futuro de todos los niños del Líbano está en peligro", dijo Yukie Mokuo, representante de UNICEF en Líbano en una ponencia junto a Najat Maalla.

Familias forzadas a tomar "medidas desesperadas"

"Medidas desesperadas", es a lo que recurren muchas familias según la investigación del departamento de niños de la ONU. Los datos muestran que al menos tres de cada diez familias han recibido asistencia social.

Entre las medidas extremas de las que hablan los afectados figuran el trabajo infantil y el matrimonio forzado. Entre abril y octubre de este año, la cantidad de familias libanesas que envían a sus hijos a trabajar se multiplicó por siete. Y es que muchos no pueden permitirse llevar a sus hijos a la escuela.

"Antes le daba a mi hijo una cucharada de medicina, ahora es como si le diera una cucharada de muerte", contó un hombre de 38 años a la agencia Reuters, argumentando que su sueldo de dos millones de libras libanesas -cerca de 1.100 euros- por trabajar en una cafetería no le alcanza.

Otro aspecto preocupante del documento recae sobre el matrimonio forzado infantil. El documento señala que las niñas "corren el riesgo de ser casadas por desesperación por la dote". Algo que afecta, sobre todo, a la diáspora siria, ya que "una de cada cinco niñas sirias de entre 15 y 19 años en el Líbano está casada".

Actualmente, Líbano acoge a más de 1,5 millones de refugiados sirios que huyeron de la guerra en su país natal.

En medio de esta situación, muchos acusan al Gobierno del primer ministro libanés, Najib Mikati, de no haber puesto en marcha ayudas y programas sociales de manera eficaz. Hasta el momento, ha implantado un plan de tarjetas de racionamiento de 556 millones de dólares y otro de ayuda respaldada por el Banco Mundial en marzo, valorada en 246 millones de dólares.

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente