“Mis turbinas eólicas no solo ayudan a los osos polares”

Yahoo Noticias International

Dale Vince, propietario de un parque eólico que genera 70 megavatios de electricidad, explica por qué es un buen negocio y por qué tiene sentido en términos políticos centrarse en cumplir el séptimo punto de los objetivos del milenio de Naciones Unidas.

Con demasiada frecuencia, la energía limpia y la necesidad de combatir el cambio climático son concebidos como cuestiones ecológicas. A ello se suelen asociar las imágenes de los osos polares y del deshielo de los polos, considerando esa preocupación como algo loable, pero sin ser una prioridad en nuestro día a día.

Lo cierto es que, por importante que sea, la energía limpia no es más que la punta del iceberg.

Sí, es una fuente de energía intermitente y que no contamina. Aunque su potencial transformador para nuestras vidas va mucho más allá de lo que se presenta evidente a primera vista.

Si tuviese el mismo apoyo que las energías fósiles, realmente sería la energía más barata disponible. Y supone solo una parte de la revolución industrial verde que ya se ha puesto en marcha en el mundo entero.

La economía verde en Gran Bretaña, por ejemplo, da empleo a un millón de personas y, según las últimas estimaciones, contribuyó con 128 mil millones de libras esterlinas a la economía del país: un 8% del PIB nominal y un 30% del crecimiento anual del PIB de este país.

El potencial que tienen las energías limpias no solo es económico. Supone una fuerza con una gran capacidad democratizadora, porque permite la descentralización de las redes eléctricas, pero también del modelo de producción y distribución.

De modo que la energía queda en manos de la gente.

Tenemos que cambiar el enfoque: la energía limpia puede cambiar nuestras vidas.

En realidad es algo relacionado con un mercado de trabajo, una industria y una economía sostenible de verdad, en cualquier parte del mundo.

Estas son las razones por las que apoyo el Séptimo objetivo del milenio de Naciones Unidas: Garantizar un acceso de energía asequible, fiable, sostenible y moderno para todo el mundo.

Todos podemos aportar nuestro granito de arena si optamos por utilizar fuentes de energía verde y ejercemos presión para terminar, cuanto antes, con la era de los combustibles fósiles.

No solo será bueno para los osos polares. Como podría haber dicho Bill Clinton: es una cuestión de energía verde, idiota.

PickAGoal