Transportistas de Honduras exigen ayuda estatal y que los dejen operar

Tegucigalpa, 21 may (EFE).- Centenares de conductores de taxis y autobuses del transporte público se manifestaron este jueves en las principales carreteras de la capital de Honduras para exigir al Gobierno un "bono compensatorio" y que les permita trabajar durante la cuarenta ordenada para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2.

Los conductores iniciaron la protesta a las 07.00 hora local (13.00 GMT), bloqueando calles de la ciudad donde cruzaron sus unidades de pasajeros, lo que alteró la circulación del tráfico.

El presidente de la Asociación de Taxistas, Víctor Aguilar, dijo a periodistas que la protesta es para exigir "un bono" para los compañeros.

"Tenemos 66 días de no trabajar", subrayó Aguilar, quien participó junto a un grupo de taxistas en el bloqueo en un bulevar de Tegucigalpa.

Los taxistas aseguran que si no vuelven a operar en los próximos días "no van a morir de COVID-19, sino del hambre" por la falta de ingresos para comprar alimentos.

Los manifestantes aseguran que la "bolsa solidaria" con alimentos entregada por el Gobierno es "una burla" porque apenas les ajusta para cubrir las necesidades de una semana.

Conductores de autobuses bloquearon además el paso en el sector de Cerro de Hula, unos 24 kilómetros al sur de la capital, hacia las fronteras que tiene Honduras con Nicaragua y El Salvador, también para exigir que les dejen "un bono económico" por 10.000 lempiras (400 dólares), a cada chófer.

Honduras decretó un "toque de queda" el 16 de marzo que fue extendido hasta el próximo 24 de mayo, pero el Gobierno ha permitido ya el regreso algunos sectores como la construcción, salones de belleza y barberías desde esta semana y de otros sectores a partir de los próximos días.

Los transportistas reconocen que reactivar el transporte público "es muy complicado" debido al riesgo que supone la movilización de la población en las unidades, pero destacan que tienen familia que alimentar.

La comisionada del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), Pyubani Williams, pidió hoy "paciencia" a los manifestantes para reactivar el servicio de transporte público de manera "ordenada y coordinada".

Enfatizó que el Gobierno, que preside Juan Orlando Hernández, ha comenzado a reactivar la economía del país, pero de forma "inteligente y ordenada".

La funcionaria aseguró que las unidades del transporte público son el segundo "foco de contaminación" de coronavirus, por detrás de los hospitales, por lo que su reactivación se hará bajo "rigurosas medidas de bioseguridad".

Honduras registra hasta ahora 3.100 casos de coronavirus y 151 decesos, según cifras oficiales.

(c) Agencia EFE