Los ministros del Interior de la UE se verán el 25 de noviembre por la crisis migratoria francoitaliana

Bruselas, 17 nov (EFE).- Los ministros de Interior de los países de la Unión Europea se reunirán el próximo viernes 25 de noviembre en un Consejo extraordinario para "abordar la situación actual en todas las rutas migratorias" y con el telón de fondo de la crisis entre Francia e Italia por el rechazo de Roma a la llegada a puerto del barco humanitario Ocean Viking.

La presidencia semestral checa del Consejo anunció en redes sociales la convocatoria de esta reunión extraordinaria, que tendrá lugar en la tarde del viernes 25 debido a que por la mañana de ese mismo día tendrá lugar otro Consejo de ministros, en esta ocasión de Comercio.

La reunión estará marcada por la crisis abierta entre Roma y París después de que Italia rechazase la entrada a puerto de este barco humanitario y de que Francia advirtiese de que ese comportamiento tendría consecuencias tanto bilateralmente como en la Unión Europea.

Italia, por su parte, ve "desproporcionada" la reacción francesa y dice que no puede ser el único punto de desembarco de los migrantes que proceden del norte de África.

El nuevo Gobierno italiano, de la ultraderechista Giorgia Meloni, ha endurecido su política con las ONG, a las que acusa de fomentar el flujo desde África, y ha emitido un decreto por el que solo permite el desembarco en su territorio de los más vulnerables, mientras que el resto deben quedarse dentro de los barcos para luego ser devueltos a aguas internacionales.

Bruselas ya prepara un plan de acción para ayudar a resolver esta crisis y se había mostrado partidaria de celebrar un encuentro extraordinario de ministros europeos del ramo "para debatir los acontecimientos de los últimos días y ver cómo avanzar juntos".

La CE propuso en septiembre de 2020 un Pacto europeo de Migración y Asilo cuya negociación ha avanzado con extrema lentitud pero que el pasado junio recibió un importante empujón de los Estados miembros, con el acuerdo de un mecanismo de solidaridad para ayudar a los países que reciben los mayores flujos migratorios.

Según Bruselas, en el marco de ese mecanismo voluntario, los Estados miembros han planteado más de 8.000 ofertas para reubicar en sus territorios a migrantes y 13 países que se han comprometido a participar, aunque solo se han producido hasta ahora 117 traslados desde Italia a Francia y Alemania.

(c) Agencia EFE