Los ministros del G7 elevan la vara en sus objetivos de clima y energía

·5 min de lectura

Impulsar la independencia de los combustibles fósiles, proteger los océanos, descarbonizar el sistema eléctrico y utilizar recursos disponibles de forma más consciente son algunas de las metas conjuntas fijadas por los ministros de Energía y Clima del G7, quienes publicaron este viernes los acuerdos alcanzados tras su reunión en Berlín.

"Esta reunión del G7 fue un éxito para la protección del clima, la conservación de la naturaleza y también para la protección del medio ambiente". Esas fueron las palabras de la ministra alemana de Clima y Medio Ambiente, Steffi Lemke, tras difundir los resultado de la cumbre ministerial de Berlín, acompañada por Robert Habeck, vicecanciller y titular de Energía de Alemania.

El grupo de naciones industrializadas integrado por Alemania, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Italia y Japón dijo "aceptar el desafío" de lograr acuerdos apuntando a lo que los ministros consideraron más urgente: salvaguardar el clima y el medio ambiente, responsabilidades que aseguran no se pueden "evitar" ni "postergar".

Para proteger el 30% de los océanos hasta 2030, adoptarán medidas contra la polución por plásticos. Por otro lado, se comprometieron a hacer más sostenibles las cadenas de suministros y a crear un plan de trabajo para mejorar la eficiencia en el uso de recursos.

Pero uno de los principales objetivos en los que se centrarán los países será la eliminación de la utilización del carbón como fuente de energía. Robert Habeck resaltó que el compromiso es descarbonizar el sector eléctrico para 2035 y destacó que se trata de una "primera innovación". Aunque, más allá de los avances, puntualizó que es necesario profundizar los esfuerzos.

"Algunos países están más adelantados y deben estar aún más lejos. Reino Unido es uno de ellos. Alemania también está tratando de hacer todo más rápido. Sin embargo, la señal que sale de esta conferencia es que cada país está comprometido con ella y está trabajando para implementarla lo más rápido posible", afirmó el ministro alemán.

Habeck agregó que, para descarbonizar el transporte para el 2030, acordaron impulsar el uso de vehículos de emisiones cero y eliminar paulatinamente las subvenciones a los combustibles fósiles, alegando que es "absurdo" utilizar el dinero de los impuestos para promover acciones que contaminan el medio ambiente.

"El hecho de que estemos recompensando el comportamiento perjudicial para el clima con el dinero de la sociedad, es decir, con los euros ganados con tanto esfuerzo por todos, ya sea a través de subsidios directos o mediante ventajas fiscales, es absurdo. Y este absurdo debe detenerse para 2025", sentenció.

Escepticismo y protestas marcan la reunión ministerial del G7

Robert Habeck se refirió al calentamiento global, señaló que este siempre existirá y que en la actualidad ya "es imposible deshacerlo", pero que aún hay posibilidades de remediar los errores del pasado para contenerlo.

"El calentamiento global cero ya no es una opción. La única cuestión que estamos discutiendo aquí es: ¿se frenará el calentamiento global mediante una acción política decisiva en los próximos años y no en los próximos 30 años, sino en los próximos 4, 5, 8, 10 años, de tal manera que podamos entonces incluso tener opciones para la acción?", cuestionó.

El ministro alemán de Energía resaltó que las discusiones estuvieron marcadas por el escepticismo porque, a pesar de los acuerdos y las ambiciones expresadas en estos encuentros, los esfuerzos realizados por la comunidad global hasta ahora no son suficientes.

Esa misma consigna fue expresada por manifestantes que se acercaron a la Puerta de Brandenburgo, mientras se desarrollaba la reunión de ministros.

Con el objetivo de ejemplificar de manera simbólica el calentamiento global, los activistas colocaron una estatua de hielo de un pingüino para que se derritiera al sol, con el que denunciaron específicamente el aumento de la temperatura en la Antártida.

Meike Schuetzek, uno de los manifestantes, expresó su preocupación por la situación actual del clima y advirtió que "en este momento, el hielo se está derritiendo mucho más rápido que nunca", por lo que que consideraron pertinente llamar la atención de los líderes.

"Los representantes de los países de los Estados del Tratado Antártico se están reuniendo en Berlín en la RCTA (Reunión Consultiva del Tratado Antártico) y, al mismo tiempo, los ministros de medio ambiente realizan la reunión del G7. Esto significa que es el momento adecuado para resaltar que es muy importante que promovamos la protección progresiva de la Antártida. Y sí, es un continente que está lejos, pero siempre está aquí, manteniéndonos vivos”, indicó.

El clima, el gas y la guerra en Ucrania

Durante la rueda de prensa, los ministros expresaron su solidaridad con Ucrania, a la vez que resaltaron la necesidad de reducir la dependencia energética con Rusia, pero sin llegar a compromisos concretos.

Robert Habeck puso de ejemplo a Alemania, quien sigue importando aproximadamente 33.000 millones de metros cúbicos de gas de Moscú, por lo que enfatizó que cada país tiene un punto de partida diferente y que es posible que la independencia total de Rusia se alcance solo hasta 2024 o 2025.

Sin embargo subrayó que lo mejor sería abandonar lo antes posible la utilización del gas como forma de energía para comenzar a implementar los recursos renovables y amigables con el ambiente.

Por su parte, Alok Sharma, presidente de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, exhortó a los países a mantener la determinación de cumplir con los desafíos entorno al clima, la energía y el medio ambiente, a pesar de la crisis en el panorama internacional.

"Lamentablemente la guerra ha vuelto a Europa. Y estamos viendo las placas tectónicas dentro de nuestra geopolítica también cambiando. Estamos viendo un pico de inflación. Estamos viendo un aumento de la deuda, estamos viendo un aumento en los precios de la energía. Y a nivel mundial, las personas luchan por alimentar a sus familias. Todo mientras continuamos lidiando con los efectos de la pandemia", resaltó Sharma.

Además, el mandatario calificó la arremetida militar de Rusia contra Ucrania de "ilegal y brutal".

Con EFE y Reuters

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente