El ex primer ministro italiano Conte se prepara para liderar un M5S dividido

·3 min de lectura

Roma, 6 jun (EFE).- El ex primer ministro italiano y jurista Giuseppe Conte se prepara para asumir el liderazgo del Movimiento 5 Estrellas (M5S), inmerso en divisiones entre sus filas, después de que la formación haya resuelto en las últimas horas una batalla legal interna.

"Hemos soltado todos los amarres que nos frenaban y estamos a punto de partir. Ahora vamos a entrar en mar abierto, pero el puerto para desembarcar está frente a nosotros. Tenemos grandes expectativas. Es legítimo soñar a lo grande, con Giuseppe Conte", subrayó hoy Lucia Azzolina, diputada del M5S y exministra de Educación durante el último Gobierno de Conte, formado por el M5S y el Partido Demócrata (PD, centroizquierda).

"Se necesitará humildad y entusiasmo en esta etapa", fomentar la participación y el diálogo entre los miembros y acercar el partido a la gente, añadió en el mensaje escrito en las redes sociales.

Conte, que goza de gran popularidad en el electorado italiano, parece ser la figura destinada a convertirse en el nuevo líder del M5S, después de que el partido fuera la fuerza más votada en 2018 con el 32 % de los votos, pero haya ido perdiendo la confianza de los italianos desde entonces por algunas decisiones políticas adoptadas y sobre todo por sus divisiones internas, que acabaron con el liderazgo del actual ministro de Exteriores, Luigi Di Maio. Actualmente el jefe político es Vito Crimi, a la espera de la elección del nuevo líder.

Con la caída del Ejecutivo de Conte, al que siguió el actual de Mario Draghi, el M5S quería aprobar un nuevo estatuto y elegir a su nuevo líder, pero las disputas internas entre el ala más moderada, representada por los afines a Conte, y la más radical, los cercanos a Davide Casaleggio (hijo del difunto cofundador del M5S junto a Beppe Grillo, Gianroberto Casaleggio) y otros miembros como Barbara Lezzi, mantenían paralizado el proceso.

El M5S utiliza para las votaciones internas la plataforma online Rousseau, fundada en 2016 y gestionada por una asociación que controla Davide Casaleggio. Esta plataforma contiene datos de los afiliados y no es un instrumento de propiedad del M5S.

La asociación de Casaleggio recibe periódicamente una serie de donaciones de los parlamentarios, pero en los últimos tiempos Casaleggio reclamaba que no todos estaban al día con los pagos. Algunos miembros del M5S habían propuesto destinar el dinero que daban a Rousseau para proyectos directamente diseñados por la formación.

Por otra parte, la plataforma administra datos de socios y afiliados, que el M5S desconocía y que pedía, porque consideraba que eran de su propiedad.

La disputa se ha saldado finalmente con un acuerdo por el que la asociación gestora de Rousseau dará los datos que pedía el M5S, pero ha supuesto la salida de Casaleggio del partido: "Este ya no es el M5S y estoy seguro de que ni mi padre lo habría reconocido ya", escribió en el blog de la formación.

Conte, por su parte, anunció que durante este mes los afiliados votarán para elegir el nuevo estatuto y el líder.

Di Maio pidió que es el momento de que el M5S se una y emprenda un nuevo camino con Conte, para recuperar la simpatía de los votantes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente