El ministro de Exteriores israelí Yair Lapid da positivo por coronavirus

·2 min de lectura

Jerusalén, 10 ene (EFE).- El ministro de Exteriores de Israel, Yair Lapid, dio hoy positivo por coronavirus, mientras el país se encuentra en plena quinta ola de infecciones debido a la rápida propagación de la contagiosa variante ómicron.

Lapid, que el próximo 2023 debe asumir la jefatura de Gobierno y reemplazar a Naftali Benet al frente de la actual coalición, aseguró que se encuentra bien y aprovechó para instar a la inoculación a la población israelí no vacunada.

"Me siento muy bien porque estoy vacunado. Ve a vacunarte y ponte mascarilla, lo superaremos juntos", declaró el también líder del partido centrista Yesh Atid (Hay Futuro) por su cuenta de Twitter.

A medida que se expande la variante ómicron, cada vez más preeminente y extendida en Israel, varios diputados del Parlamento israelí (Knéset) se han infectado también durante los últimos días.

El titular de Seguridad Pública, Omer Bar-Lev, dio también positivo por COVID-19 el pasado domingo y permanece en aislamiento.

Israel registró hoy un nuevo récord de contagios diarios, con 32.000 casos positivos detectados ayer domingo, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia y una cifra muy superior al máximo de hace solo tres días, cuando se contabilizaron casi 17.000 contagios.

Este número ilustra también el veloz aumento de la morbilidad en el país, de unos 9,4 millones de habitantes, que por ahora no ha tomado aún severas restricciones para frenar la actual ola, y de hecho volvió a abrir ayer sus fronteras a turistas extranjeros, tras cerrarlas a fines de noviembre como prevención ante la ómicron.

Actualmente, los hospitalizados en condición crítica rondan los 220, un número que se ha doblado en cuestión de una semana, pese a que los centros sanitarios aún están lejos de quedar colapsados.

Otro elemento que evidencia el repunte de la tasa de infección son los contagiados activos, que ya suben a más de 133.000, un número mucho más alto en relación a los 86.000 de hace tres días.

El coordinador de la pandemia, Salman Zarka, estimó hoy que Israel podría superar esta ola en entre tres y cinco semanas, pero advirtió que Sanidad podría plantear otro confinamiento si los enfermos graves hospitalizados superan los 600.

"Es muy importante que no alcancemos esta cifra. Si lo hacemos, es posible que tengamos que alzar una bandera roja y recomendar restricciones más importantes al Gobierno, incluido un cierre", declaró Zarka, que matizó que el país está aún lejos de tal situación. EFE

jma/fp

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente