El ministro británico de Exteriores confiesa que trabajaban con información "errónea" en Afganistán

·3 min de lectura
El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, este miércoles, durante su comparecencia ante la Comisión de Exteriores de la Cámara de los Comunes. (Photo: REUTERS)
El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, este miércoles, durante su comparecencia ante la Comisión de Exteriores de la Cámara de los Comunes. (Photo: REUTERS)

El ministro de Exteriores británico, Dominic Raab, se ha enfrentado este miércoles a una Comisión parlamentaria para evitar, por todos los medios, acabar siendo señalado de forma oficial como el responsable de la catástrofe de Afganistán. Para ello, Raab no ha dudado en asegurar que la información asumida por el Gobierno de Boris Johnson era “errónea”.

Cuestionado por la precipitación con la que se han visto obligados a abandonar Kabul los soldados occidentales, Raab ha apuntado directamente a los servicios de inteligencia civiles y militares del Reino Unido y ha defendido que trabajaban con la perspectiva de que era “poco probable” que los talibanes tomaran la ciudad durante este año.

El ministro ha admitido que las suposiciones con las que trabajaban eran “claramente erróneas” y ha achacado en parte esos fallos a un “sesgo de optimismo” sobre el papel que iba a desempeñar Estados Unidos y el comportamiento de los talibanes.

Además, el ministro ha afirmado que el Gobierno no conoce la cifra exacta de británicos que han quedado atrapados en el país tras la salida de sus tropas y ha señalado que su estimación es que hay todavía unos “pocos cientos”.

Colaboradores afganos abandonados en su huida

La oposición laborista inquirió al ministro sobre una serie de documentos con información sobre colaboradores afganos que los funcionarios de la embajada británica dejaron abandonados en su huida, según reveló el diario The Times. “Teníamos un plazo de cinco días para cerrar la embajada y se acortó debido a la situación sobre el terreno. Aún así, he pedido una revisión completa sobre lo que ocurrió para asegurarnos de que podemos aprender lecciones”, ha dicho Raab a ese respecto.

El titular de Exteriores ha asegurado que todas las personas que habían trabajado para el Reino Unido y que aparecían en esos documentos, entregados al Ejecutivo por The Times, fueron rescatadas y están en el Reino Unido.

El Ministerio de Interior ha confirmado este miércoles por su parte que los afganos que colaboraron con la misión británica en Afganistán y que han sido rescatados tendrán derecho de residencia “indefinido” en el Reino Unido, en lugar de un permiso temporal de cinco años previsto hasta ahora.

Según Interior, durante este año se prevé que 5.000 antiguos colaboradores afganos y sus familias se asienten en el Reino Unido.

El ministro ha anunciado, además, que partirá de viaje hacia la “región” en torno a Afganistán para tratar de facilitar la salida de británicos y colaboradores locales que siguen intentando huir del país. “Somos siempre muy cuidadosos a la hora de indicar movimientos de viaje debido a las implicaciones de seguridad”, ha apuntado Raab para rehusar ofrecer más detalles sobre esa visita.

Con todo, el ministro ha desvelado aparentemente parte de sus planes al responder al diputado conservador Tom Tugendhat, que le preguntó si esta será su “primera visita a Pakistán”. “He estado antes en Pakistán, pero no como ministro de Exteriores”, ha señalado Raab.

El representante especial del Gobierno británico sobre la transición afgana, Simon Grass, ha viajado ya a Catar para mantener contactos con representantes de los talibanes e intentar asegurar corredores para la salida de más personas de Afganistán.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente