Ministra de Interior israelí: "Abás no es nuestro socio"

·2 min de lectura

Jerusalén, 14 sep (EFE).- La ministra israelí de Interior, Ayelet Shaked, afirmó hoy que el primer ministro, Naftali Benet, no se reunirá en ningún caso con el presidente palestino, Mahmud Abás, por considerar que "no es un socio" de Israel porque "paga dinero a terroristas que asesinan judíos".

Shaked es una estrecha aliada de Benet y la número dos de Yamina, el partido de la ultraderecha religiosa que él lidera y que, aún con solo seis diputados, fue la llave para formar en junio el gobierno que desbancó al ex primer ministro, Benjamín Netanyahu.

"Abu Mazen (apodo de Abás) paga dinero a terroristas que asesinan judíos (...) y ha demandado ante La Haya a soldados y comandantes del Ejército israelí, por lo tanto, no es un socio", señaló Shaked en la conferencia anual del Instituto de Política Antiterrorista de la Universidad Reichman.

Shaked se refirió a la última demanda que el liderazgo palestino interpuso en 2019 ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de guerra en los territorios palestinos; así como a las ayudas que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) entrega a familias de presos palestinos en las cárceles israelíes, incluidos acusados de terrorismo.

"El primer ministro no se reunirá con él y no tiene ninguna intención de hacerlo", insistió la ministra sobre un posible encuentro Benet-Abás, con el que algunos han especulado después de que el líder palestino se reuniera hace dos semanas en Ramala con el ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, el primer contacto cara a cara entre oficiales de alto nivel de ambos lados en más de una década.

El propio Benet -que fue líder colono y rechaza la creación de un Estado palestino- también se refirió, a principios de mes en un acto con organizaciones judías estadounidenses, a la demanda en la CPI contra Israel como motivo fundamental para rechazar un posible encuentro con Abás.

No obstante, la ANP y el Gobierno de Israel, aunque mantienen profundas discrepancias con el tema de los asentamientos colonos o el estatus de Jerusalén este, sí cooperan en materia de seguridad.

El primer ministro israelí mantuvo ayer una insólita reunión en el Sinaí con el presidente egipcio Abdelfatah al Sisi, quien le habría propuesto celebrar en Egipto una conferencia de paz con los palestinos, algo que Benet habría rechazado, según informaron medios árabes y hebreos.

Pese a las reticencias del ala dura del gobierno, el presidente palestino volvió a mantener conversaciones telefónicas la semana pasada tanto con Gantz, como con el presidente israelí, Isaac Herzog, para felicitarles por el año nuevo judío, un gesto conciliador que no se producía hacía años.

Sin embargo, la reanudación de un proceso de paz que culmine en la solución de los dos Estados parece improbable con el actual Ejecutivo, formado por una coalición de ocho partidos con posturas antagónicas sobre la cuestión palestina y que han acordado dejar de lado temas sensibles que puedan romper el pacto de gobierno.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente