La ministra de Interior alemana planta cara a la FIFA: lo llevaba bajo la chaqueta

Nancy Faeser, junto a Infantino, en el palco del estadio.
Nancy Faeser, junto a Infantino, en el palco del estadio.

Nancy Faeser, junto a Infantino, en el palco del estadio.

Nancy Faeser, ministra del Interior alemana, ha plantado cara a la FIFA poniéndose el brazalete con el corazón arcoirís bajo el lema One Love. Es precisamente la tira que la FIFA ha prohibido portar a los capitanes de las selecciones.

Faeser se ha puesto ese objeto en el brazo mientras estaba en el palco de autoridades, a apenas unos centímetros de Gianni Infantino, presidente de la FIFA, y justo cuando los jugadores alemanes han posado para la foto con las manos colocadas sobre la boca como protesta por la prohibición del organismo.

Tras lucirlo claramente, la ministra se ha colocado después una chaqueta.

Gianni Infantino junto a Nancy Faeser.
Gianni Infantino junto a Nancy Faeser.

Gianni Infantino junto a Nancy Faeser.

Mientras, el capitán de Países Bajos, Virgil van Dijk, ha asegurado que le hubiese “encantado” haber portado el brazalete con el lema ‘One Love’ en el Mundial de Catar, pero “no a costa e una tarjeta amarilla”, y ha afirmado que los jugadores solo quieren “jugar al fútbol”.

“Solo queremos jugar al fútbol. Me hubiera encantado jugar con ese brazalete, pero no a costa de una tarjeta amarilla”, declaró a la emisora holandesa NOS sobre la posible sanción por haber portado el brazalete en el partido ante Senegal (2-0).

El lunes se confirmó que los capitanes de Países Bajos, Inglaterra, Gales, Bélgica, Alemania, Dinamarca y Suiza no llevarían el brazalete en Catar, después de que la FIFA amenazase con sancionar a los capitanes si infringían las normas.

‘One Love’, que promueve “la inclusión y envía un mensaje contra la discriminación de cualquier tipo”, ha cobrado importancia en la preparación del torneo en un país donde la homosexualidad es ilegal.

Las naciones europeas fueron criticadas por no cumplir con su promesa de usar los brazaletes, pero Van Dijk cree que es injusto que se les acuse de no atreverse. “Juego en una posición en la que una tarjeta amarilla no es útil. Me convertí en jugador de fútbol y quiero jugar este tipo de torneos. Hay gente que dice que no tenemos columna vertebral, pero no es así como funciona”, apuntó.

Bernd Neuendorf, presidente de la Federación Alemana de Fútbol, junto a Nancy Faeser.
Bernd Neuendorf, presidente de la Federación Alemana de Fútbol, junto a Nancy Faeser.

Bernd Neuendorf, presidente de la Federación Alemana de Fútbol, junto a Nancy Faeser.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR