La ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, anuncia su dimisión

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La ministra alemana de Defensa, Christine Lambrecht, ha anunciado este lunes que ha presentado su dimisión al canciller federal, Olaf Scholz, tras varios días de especulación en medios alemanes sobre la posibilidad de que abandonara el Gobierno.

“Hoy pedí al canciller federal la salida del cargo de ministro federal de Defensa. El enfoque de los medios sobre mi persona hace difícil una información y discusión profesional sobre soldados, el Ejército federal y cuestiones de política de seguridad”, indicó la ministra en una declaración.

La ministra, de 57 años y miembro del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), como Scholz, había sido objeto desde hace meses de críticas desde su propio partido y desde otros y en los medios de comunicación especialmente en relación con decisiones vinculadas con la guerra en Ucrania.

Recientemente Lambrecht había causado indignación por un videomensaje grabado en una calle de Berlín en la noche de Fin de Año en medio de un ruido ensordecedor de petardos y fuegos artificiales y en el que hacía un balance de 2022 con referencia a la guerra en Ucrania.

Tras la invasión de Ucrania fue polémica también por su anuncio de la disposición de enviar cascos a ese país como medida de apoyo en su defensa contra la agresión rusa, lo que se consideró poco menos que una burla en comparación con los compromisos de otros países en el envío de material militar.

Últimamente la ministra protagonizó parte del debate público sobre el envío de tanques a Ucrania, como solicita de manera insistentemente el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y la semana pasada declaró que actualmente no está a debate el suministro de carros de combate Leopard 2 por parte de Alemania a Ucrania, aunque en términos generales señaló que el enfoque correcto consiste en “no excluir nada”.

En cuanto a su posible sucesor en el cargo medios alemanes citan entre otros a Eva Högl, encargada en el Parlamento de cuestiones sobre el Ejército federal, Hubertus Heil, ministro de Cancillería, Lars Klingbeil, copresidente del SPD , y la secretaria de Estado de Defensa, Siemtje Möller. Sea quien sea, tiene que abordar ya este viernes una reunión clave del Grupo de Contacto para la Defensa de Ucrania, liderado por EEUU y con enorme presencia de responsables de la OTAN, justo en la base aérea de Ramstein, en el suroeste de Alemania.

El cambio del titular de Defensa llega en un momento de profunda transformación de la concepción de la seguridad y la defensa del país, relegadas durante décadas a un segundo o tercer plano tras el crecimiento económico. Su sucesor se enfrenta a un reto de enormes proporciones: ayudar a situar a Alemania en la posición internacional que le corresponde como gran potencia europea y asumir el desafío de encargarse de su propia defensa. Eso supone implementar la histórica modernización del Ejército que anunció el canciller en febrero pasado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR