Mini Cooper SE Countryman ALL4: el híbrido británico electrizante

Javier Millán Jaro

Madrid, 10 nov (EFE).- La hibridación se abre cada vez más paso entre los fabricantes de automóviles de todo el mundo y son pocos ya los que no cuentan con algún modelo que aplique esta tecnología a sus nuevos productos para hacerlos más respetuosos con el medio ambiente y, ya de paso, convertirlos en un salvoconducto/alternativa al cierre al tráfico de las ciudades importantes.

El fabricante Mini, propiedad del Grupo BMW, también se ha embarcado en la hibridación. En su caso ha apostado por unir a un motor de gasolina otro eléctrico que se pueda recargar en la red eléctrica. Es lo que se denomina un híbrido enchufable (PHEV, por sus siglas en inglés).

Haciendo historia, hay que destacar que es la primera vez que Mini, en sus 57 años de vida, cuenta en su gama con un vehículo de estas características.

El modelo elegido para esta aventura ha sido la segunda generación del Countryman: cinco puertas y con carrocería SUV (como no podía ser de otra manera, es la más demandada por los conductores).

Para los que estén interesados en el vehículo decirles que lleva a la venta desde junio de este año y que tiene un precio de partida de 38.200 euros (la gama Countryman con motores de combustión parte de los 25.800 euros)

Por esos casi 38.000 euros (el precio puede incrementarse más si se quiere personalizar el coche y hacerlo único) se recibe a cambio un vehículo de 4,30 metros de largo con 224 CV, tracción total y caja automática de 6 velocidades Steptronic.

Hasta aquí alguien podría decir que se trata de otro Mini más con el apellido John Cooper Works, el reservado para las versiones más potentes.

Pues sinceramente estaría equivocado porque la gran novedad de este automóvil es que ofrece la posibilidad de circular hasta 40 kilómetros en modo 100 % eléctrico, sin contaminar, con cero emisiones.

Esto es posible porque el Mini Cooper SE Countryman ALL4 monta dos motores: uno de gasolina y otro eléctrico síncrono.

El de combustión es un 3 cilindros con tecnología TwinPower Turbo Mini de 1.499 c.c., 136 CV de potencia y un par de potencia máximo de 220 Nm; mientras que el motor eléctrico ofrece 65 kW/88 CV y un par máximo de 165 Nm.

En conjunto, la potencia total es de 165 kW/224 CV y el par máximo de 385 Nm, lo que permite pasar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

La potencia del motor de combustión se transmite a las ruedas delanteras mediante un cambio Steptronic de 6 velocidades (sin levas); mientras que la del motor eléctrico es a las ruedas traseras y a través de una transmisión de una sola velocidad en dos etapas.

La interacción inteligente entre los dos centros de potencia crea un sistema eléctrico de tracción a las cuatro ruedas, que optimiza la agilidad y estabilidad en la carretera, al tiempo que permite un mejor agarre sobre nieve o superficies sin asfaltar.

¿Y todo esto cómo lo vive el conductor y el pasaje?. Pues de una forma muy fácil y cómoda. El coche siempre arranca en eléctrico, un modo -Auto eDrive- que mantiene cuando se empieza a circular si tiene carga eléctrica en la batería de alto voltaje de iones de litio de 5,7 kWh de capacidad útil y ubicada bajo el asiento trasero.

Así se puede desplazar hasta que se alcanzan los 80 km/h, momento en el que salta el propulsor de gasolina. A veces un poco antes si se es exigente con el acelerador.

Si la conducción cero emisiones se quiere realizar de una manera más dinámica se puede pulsar el botón MAX eDRIVE, que permite llegar hasta los 125 km/h en eléctrico. A partir de esa velocidad la propulsión pasa a ser de gasolina.

La tercera opción es Save Battery, que reserva la batería para circular cuando uno elija (lo más lógico es un ciudad).

En definitiva, se puede jugar con los diferentes modos de propulsión para rebajar la factura de combustible. Esto también se puede combinar con los Mini Driving Modes (Mid, Sport y Green) que influyen en la respuesta del acelerador, de la dirección y de la amortiguación, entre otros parámetros.

Como es habitual en todos los eléctricos y híbridos enchufables la autonomía máxima en modo eléctrico es muy variable. Accionar la climatización, viajar con el techo abierto (opcional) y las ventanillas bajadas, o no conducir con anticipación para aprovechar las deceleraciones y así recargar la batería reducen la distancia posible a recorrer sin contaminar.

Eso sí, nada que ver con la "angustia" que puede suponer en un vehículo eléctrico puro ver cómo las rayas que informan de la batería van bajando poco a poco y no se dispone, como es el caso de este Countryman, de un depósito de gasolina de 36 litros con el que poder seguir circulando o hacer un viaje largo.

El tiempo de recarga de la batería -su garantía es de seis años o 100.000 kilómetros- es de entre 2:15 y 3:15 horas (éste último en un enchufe doméstico).

Mientras que con el motor eléctrico el conductor practica mayoritariamente una conducción eficiente, cuando éste pasa a un segundo plano se puede buscar sin miramientos el espíritu "karting" del Countryman con el modo Sport.

El tres cilindros de gasolina empuja con sus 136 CV con holgura del vehículo. No es tan rápido como pueden reflejar los menos de siete segundos que tarda en pasar de 0 a 100 km/h, pero no es remolón ni peca de falta de potencia para lanzar el vehículo desde parado.

Los cruceros de 120 km/h los mantiene sin problemas y sin vibraciones y ruidos parásitos en los pedales, como pasa en otros tres cilindros montados por la competencia en sus utilitarios.

Si los trayectos a realizar no son por ciudad, donde la mayor parte de los ellos se hacen en modo eléctrico, es cuando el consumo mixto homologado por la marca (de 2,1 l/100 km) pasa a ser de 6 litros, una cifra que no está mal para un todocamino con motor de gasolina y tracción integral.

Colocar el selector en Sport conlleva más consumo, pero también más diversión con un vehículo que, a pesar de su altura, tiene un comportamiento noble en curva.

El equipo de frenos (de disco ventilado delante y disco solido detrás) tiene el tacto esponjoso habitual en vehículos alternativos a los de combustión, pero le detiene sin que haya cabeceos del morro.

Por lo que respecta al interior, el Countryman es un automóvil espacioso para lo compacto de sus medidas. Mide de largo 20 centímetros más que el modelo de la anterior generación -del que se vendieron en todo el mundo 540.000 unidades-. También es aproximadamente 3 centímetros más ancho y la batalla ha ganado unos 7,5 centímetros.

Personas de 1,80 metros de altura no van a rozar con el techo ni delante ni detrás (la unidad probada equipa panorámico y practicable, lo que resta espacio para las cabezas).

Atrás, la división de los asientos es 40:20:40 por lo que dos personas viajarán más cómodas en los asientos laterales que si hay un tercer ocupante en la plaza central.

El puesto de conducción está más elevado que en un turismo y goza de una gran ergonomía. Pero, si nunca antes se ha conducido un Mini, requiere algo de adaptación. El arranque sin llave (en color amarillo) está situado en la botonadura que hay en la parte media baja del salpicadero central, de donde han desaparecido los mandos de los elevalunas, que ahora están en las puertas.

La instrumentación del círculo central por primera vez es con función de pantalla táctil y está rodeada por un anillo de led que cambia de color. Desde una rueda en la zona del freno de mano (electrónico) se elige la emisora de radio o la fuente auxiliar, se enlaza el teléfono móvil, se consulta la propulsión que desplaza el coche o se accede a internet y a las diferentes aplicaciones y servicios del asistente personal Mini Connected.

El maletero cubica 405 litros, que se pueden ampliar a 1.275 litros con los respaldos traseros plegados. El portón puede ser eléctrico.

El equipamiento de serie incluye volante deportivo de tres radios, modos de conducción Mini y sistema de navegación con la radio Visual Boost con ordenador de a bordo de 6,5 pulgadas en el panel de instrumentos central y controlador Mini en la consola central, entre otros.

Se diferencia de sus hermanos de gama exteriormente por la insignia "E" en la parrilla delantera, las molduras para intermitentes laterales y de entrada con el logo "S" en amarillo o las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas con diseño Light Spoke.

En conclusión, el Countryman híbrido enchufable es un vehículo único que no tiene competidores al 100 %. SUV híbridos enchufables y con tracción integral hay, pero más grandes que el MINI. Un ejemplo es el Mitsubishi Outlander PHEV.

SUV con tracción total también los venden, pero como mucho son híbridos y no se enchufan a la red.

Por tanto, a la exclusividad de conducir un MINI, se une la diferenciación de poderlo llevar en modo eléctrico, aunque su autonomía no es de las más logradas.

El precio a pagar está en la línea de compactos y berlinas híbridas enchufables de marcas generalistas y premium, pero quizá no son tan llamativos como el MINI.

Como ejemplo indicar que dispone (opcionalmente) de una especie de cojín, el Mini Picnic Bench, para convertir el borde de carga del maletero en una plaza para contemplar el exterior; o de un temporizador, Mini Country, que mide el tiempo en que se conduce el coche fuera del asfalto.

Es un coche de contrastes -en el interior se combinan lo clásico con lo actual- que no deja indiferente a nadie que lo vea pasar y que recuerde en su memoria los habituales faros redondos (ahora más grandes y de Led) y la carrocería a dos colores.

FICHA TÉCNICA

-------------

Longitud 4,299 m.

Anchura 1,822 m.

Altura 1,559 m.

Distancia entre ejes 2,670 m.

Vía delantera 1,563 m.

Vía trasera 1,565 m.

Peso 1.735 kg

Capacidad depósito 36 l.

Capacidad maletero 505 l.

Coeficiente aerodinámico 0,77 Cx

- Motor de gasolina

----------------

Posición motor Delantero transversal

Alimentación Turbo.Intercooler

Cilindros Tres cilindros en línea

Cilindrada 1.499 c.c.

Potencia máxima 136 CV a 4.400 rpm

Par máximo 200 Nm entre 1.250-4.300 rpm

- Motor eléctrico

---------------

Posición motor Trasero transversal

Corriente Alterna

Potencia máxima 88 CV/65 kW a 4.000 rpm

Par máximo 165 Nm a 3.000 rpm

- Batería

---------

Tipo Acumulador de iones de litio

Capacidad 7,7 kWh

Capacidad útil 5,7 kWh

Transmisión Automática de 6 velocidades

Velocidad máxima 198 km/h

Aceleración 0-100 6,8 seg.

Consumo medio 2,1 l.

Emisiones CO2 49 gr/km

Impuesto de Matriculación Exento

Dirección Eléctrica

Diámetro de giro 11,4 metros

Frenos delanteros Disco ventilado

Frenos traseros Disco

Suspensión delantera Tipo McPherson/Resorte

helicoidal

Suspensión trasera Paralelogramo deformable/

Resorte helicoidal

Tracción Integral

Neumáticos 225/55 R17

Equipamiento de serie ABS+ESC+EBD+EBA, limitador de

velocidad y asistente

automático de frenada en

ciudad

Precio 38.200 euros

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Potencia PVP

-----------------------------------------------------------------

Gasolina

--------

Mini One Countryman 1.499 c.c. 102 CV 25.800

Mini Cooper Countryman 1.499 c.c. 136 CV 28.250

Mini Cooper ALL4 Countryman 1.499 c.c. 136 CV 30.500

Mini Cooper S Countryman 1.998 c.c. 192 CV 31.949

Mini John Cooper Works Countryman 1.998 c.c. 231 CV 39.300

Diésel

------

Mini One D Countryman 1.496 c.c. 116 CV 26.800

Mini Cooper D Countryman 1.995 c.c. 150 CV 30.450

Mini Cooper D ALL4 Countryman 1.995 c.c. 150 CV 32.700

COMPETENCIA DIRECTA

-------------------

Modelo Cilindrada Potencia PVP

-----------------------------------------------------------------

No tiene

EFE

jmj

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines