Algo bueno que ha traído la pandemia al mundo laboral: más mimos para la plantilla

Jaime Quirós
·4 min de lectura

El activo más preciado de una empresa son sus propios trabajadores. La empresa por sí misma es un ente incapaz generar ninguna actividad. Las personas que la conforman, los trabajadores, son su principal motor de avance, que con su dedicación, esfuerzo y talento pueden conducir a cualquier compañía o negocio hacia el éxito o el fracaso.

El tema de la motivación laboral es algo bastante reciente, pero se ha probado como un valor de gran potencial en el que las empresas deben invertir sin dudarlo. Además, para cualquier compañía, cuidar su capital humano mejorará sustancialmente su imagen de cara al público, y esto constituye un valor en sí mismo, sobre todo en un momento en el que la identidad corporativa cuenta casi más que la marca.

Los trabajadores son el principal activo de una empresa. La importancia de la plantilla como grupo de interés ha quedado avalada con el tiempo, pero el golpe de la pandemia hace incidir todavía más en todas estas cuestiones.

También de interés:

La pandemia pone el foco en la importancia de cuidar a la plantilla como grupo de interés. Foto: Getty Creative.
La pandemia pone el foco en la importancia de cuidar a la plantilla como grupo de interés. Foto: Getty Creative.

Mimar a la plantilla: una tendencia creciente

Los datos recogidos por la Red Española del Pacto Mundial en el informe ‘Comunicando el Progreso 2020: Una llamada a la acción sostenible y al reporte empresarial’ ponen de manifiesto esta tendencia. Empresas de todo el mundo, y especialmente españolas, se vuelcan cada vez más en el cuidado de sus empleados a través de diferentes medidas de conciliación y protocolos de seguridad y salud laboral.

Los datos recogidos en este estudio constatan que las empresas han aumentado la promoción de la salud y el bienestar de sus trabajadores. Solo en las empresas del IBEX 35, estos indicadores han experimentado un crecimiento del 63% al 94%.

La salud se ha proclamado como una de las principales preocupaciones de la sociedad actual. En un marco de pandemia, acciones enfocadas a la salud se antojan prioritarias. Además, las empresas están obligadas a establecer protocolos sanitarios para crear un entorno laboral seguro y de confianza.

Conciliación laboral

Por otra parte, la exigencia de mantener dos vidas, una laboral y otra personal, y la alternancia entre ellas, muchas veces complicada, puede generar en el empleado altos niveles de presión. Esta presión puede alterar el bienestar del empleado, incluso poner en riesgo su salud.

La pandemia ha acelerado la adopción de las modalidades de teletrabajo. Según los datos del Adecco Group Institute, 2,86 millones de españoles teletrabajan actualmente desde sus domicilios, 1,2 millones más que hace un año. El hecho de trabajar en casa y estar permanentemente conectados ha desdibujado los límites del entorno laboral y el personal.

Apostar por la conciliación, además de promover el bienestar de los empleados, también puede suponer un gran impulso de atracción y retención del talento para las empresas.

Por este motivo, también se aprecia un avance muy pronunciado por las medidas de conciliación laboral. Los datos del informe revelan que las empresas españolas adheridas al Pacto Mundial que han implantado estas medidas han aumentado del 34% a al 73% este año, y alcanza casi 90% en el caso del IBEX 35.

Políticas inclusivas

Para crear un buen ambiente laboral es también vital contar con políticas y medidas relativas a la no discriminación de la plantilla. Prácticamente todas las empresas del IBEX35 (97%) cuentan con este tipo de políticas, y también la mayoría de las empresas españolas del Pacto Mundial (80%), según los datos del estudio.

La inclusión de las personas con discapacidad también ha crecido de forma considerable a lo largo de este último año, concretamente un 20%, entre las empresas del IBEX 35. En este sentido, desde el Pacto Mundial apuntan a la diferencia existente entre pymes y grandes empresas, siendo estas medidas de inclusión mayoritarias en las grandes, con un 78% frente al 46% de las pymes.

El desempeño de las empresas debe ir enfocado a políticas que garanticen el bienestar de la plantilla. Las tendencias auguran un gran avance en esta materia durante los próximos años en los que el cuidado de los trabajadores se asentará como uno de los pilares fundamentales para el progreso empresarial. Estas políticas garantizan el éxito a nivel empresarial, pero también a nivel individual.

VIDEO | Claves para triunfar en una entrevista de trabajo por videollamada

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias