Quartararo, triste, reconoce haber tenido "un problema grande" con el brazo

Agencia EFE
·2 min de lectura

Jerez de la Frontera (Cádiz), 2 may (EFE).- El francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), que parecía ser el claro vencedor del Gran Premio de España de MotoGP acabó decimotercero y explicó tras la carrerar que tuvo "un problema grande con el brazo".

"Estoy muy triste, porque iba muy cómodo rodando en cabeza, antes les había podido adelantar bien y me sentía muy bien con mi ritmo, que era fantástico este fin de semana y sólo ha sido una cuestión de una fuerza anormal en el brazo. Estoy muy decepcionado con esto, pero me quedo con el ritmo que he podido poner, que he peleado hasta el final aunque sólo fuese para sumar tres puntos. Con eso me quedo", dijo Quartararo.

En cuanto al problema con el síndrome compartimental, del que ya se había operado el piloto francés, dijo sincero; "ahora no puedo contestar esta pregunta porque mi cerebro no va, no puedo pensar demasiado. Mi representante y mi mejor amigo están tratando de buscar la mejor opción, pero por ahora no tengo ni idea".

Al referirse a sus problemas físicos, el piloto francés de Yamaha dijo que "en Portimao el año pasado fue muy mal, pero este año fue perfecto y todos los años que he corrido aquí en Jerez había ido bien, el año pasado no fue problema, pero este, cuando me he puesto líder y tenía como un segundo de ventaja, he empezado a notarlo; he podido aguantar seis vueltas, hasta que ha sido imposible, era incluso peligroso para mí".

"No quería parar porque sabía que por lo menos podría pillar dos o tres puntos, que podían ser muy importantes para el campeonato", reconoció Quartararo.

Pero el piloto francés estaba satisfecho de su fin de semana en Jeresz pues "he sido muy rápido, he estado tranquilo cuando era cuarto detrás de las dos Ducati y de Franco -Morbidelli-, sabía que era el más rápido hoy, incluso he comenzado la carrera y no sentía ese estrés, tenía toda la confianza".

"Cuando me he puesto cuarto me decía, 'bueno, ahora voy a adelantar en la última curva', y lo hacía. He tirado y me ido. Todo en este fin de semana ha sido positivo, sólo que de mitad de carrera al final he tenido el problema en el brazo, pero me sentía muy bien en la moto", asegura el piloto de Yamaha.

"Mi brazo no está bien y algo tenemos que hacer. Nunca he tenido problemas y este año sí, no lo entiendo. Hay demasiadas opciones, está lleno de gente aconsejándome distintas posibilidades y ahora mismo estoy perdido", reconoce una vez más sobre su estado físico.

(c) Agencia EFE