Militar declarará a favor de procesado por la masacre salvadoreña de El Mozote

David Morales (imagen), de la organización Cristosal y exprocurador de Derechos Humanos, dijo que el militar declarará el próximo 22 de agosto. EFE/Rodrigo Sura/Archivo

San Salvador, 15 ago (EFE).- Un oficial fundador del batallón élite del Ejército de El Salvador que perpetró la masacre de unos 1.000 civiles, la mayoría niños, en El Mozote testificará a favor de uno de los militares procesados por este crimen de guerra, informó este jueves a Efe uno de los abogados de las víctimas.

David Morales, de la organización Cristosal y exprocurador de Derechos Humanos, dijo que el militar declarará el próximo 22 de agosto.

Se trata de Rolando Brizuela, quien dará su testimonio ante el Juzgado Segundo de Primera Instancia de San Francisco Gotera a petición de la defensa.

Según Morales, que participa como acusador particular por parte de las víctimas y sobrevivientes de la matanza, es la primera vez que un militar declarará en este proceso a favor de los imputados.

Por otra parte, se espera que en a la misma audiencia se presente Natividad Cáceres Cabrera para ser notificado de tres nuevos delitos que enfrentará por la masacre.

Según el exprocurador, Cáceres era el segundo al mando del Batallón Atlacatl durante la operación militar en la que se masacró a los civiles desarmados.

El pasado 18 julio, el juez Jorge Guzmán elevó a elevó a delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra los cargos que enfrenta un grupo de militares retirados.

"Estoy poniendo en conocimiento de los imputados que estos delitos comunes también tienen la connotación de delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra", dijo el juzgador de la causa.

Señaló durante una audiencia, a la que únicamente asistieron 12 de los 18 militares procesados, que dicha decisión se basa en una resolución que emitió en diciembre de 2018, en la que declaró a la masacre como un crimen de guerra y de lesa humanidad.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas de 1993, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 unidades de élite del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron "deliberada y sistemáticamente" a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y sitios aledaños.

Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1.730, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 665 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.