Miles de personas siguen esperando para entrar a la capilla ardiente de la reina Isabel II

·1 min de lectura

Horas y horas, unas 14 horas de espera para acceder al interior de la capilla ardiente de la reina Isabel II en el centro de Londres, según la actualización facilitada este sábado a mediodía por las autoridades británicas que instan a la gente a no viajar a la capital del Reino Unido.

Una ciudad blindada para el funeral del lunes.

—"Me dije que esperaría hasta 30 horas, estaba preparada. Si tenía que hacerlo, hubiera esperado incluso tres días, incluso más", comenta una mujer.

—"Es un momento histórico, y quería vivirlo. Es cierto, la espera es larga, estoy aquí desde la una de la madrugada, pero vale la pena, hay que hacerlo", explica un joven turista francés.

Las personas que aguardan en la fila reciben un brazalete y una hora concreta de entrada para evitar aglomeraciones como las del viernes.

—"Una ve pasar a todas esas personas. Piensas que son realmente valientes. Desde hace mucho tiempo que mis pies no son capaces de caminar tantas millas", añade otra británica mientras observa la fila desde un jardín.

Durante la noche, un hombre fue detenido en un incidente en el interior de la capilla ardiente, aunque fue inmediatamente reducido, sin más consecuencias.

Todo mientras los invitados van llegando y los ensayos para las ceremonias del funeral continúan, como en el castillo de Windsor, el lugar en donde reposarán los restos de la reina Isabel II.