Miles de personas asisten al Oktoberfest tras dos años de parón por la covid

·1 min de lectura

El Oktoberfest abrió este domingo en Múnich con sus carpas abarrotadas, tras dos años en los que la más popular fiesta cervecera del mundo quedó cancelada por la pandemia.

Mucho antes de las nueve de la mañana, la hora en que se abrió el acceso al recinto, miles de personas de todas partes del mundo esperaban ya ante sus puertas para asegurarse un puesto en una de sus 16 carpas oficiales.

"Fue un verdadero alboroto. Nos abrimos paso a la fuerza por la entrada, a través de las puertas principales, y luego corrimos por toda la franja hasta llegar a la carpa de la cerveza. Pero fue muy divertido", decía Luis que venía desde Londres.

"Me lo tomaré con calma, me quedaré un poco en el fondo y luego volveré a por otra cerveza", agregaba Matt de Nueva York.

Para Lena de Austria, esta era su primera edición del festival... "Es la primera vez que asisto al Oktoberfest, así que estoy muy emocionada por lo que me espera. Espero que haya mucha cerveza y que haga más calor dentro de la carpa que fuera".

La sequía por fin ha terminado para estos amantes de la cerveza. La celebración del Oktoberfest había quedado suspendida en 2020 y 2021 debido al coronavirus. Se prevé que la afluencia sea inédita en esta edición.

Antes de la pandemia, el festival recibía cada año una media de seis millones de personas, que consumen una media de 70 000 litros de cerveza. El Oktoberfest termina el 3 de octubre.