Miles de partidarios del líder chiita Moqtada Sadr protestan en Irak

Miles de partidarios de Moqtada Sadr salieron a la calle el viernes en Bagdad y en el sur de Irak para denunciar "ataques a los símbolos religiosos" después de las críticas sin precedentes contra el líder chiita en una manifestación y en las redes sociales.

"Somos un solo clan y nuestro jefe es Moqtada Sadr", coreaba la multitud de hombres, algunos vestidos con trajes tradicionales, que invadió la plaza Tahrir de Bagdad en medio de manifestaciones contra el gobierno.

Desde hace varios días, el versátil líder chiita retiró su apoyo a los manifestantes que denuncian desde el 1 de octubre la corrupción de la clase política y reclaman su renovación.

Moqtada Sadr reclamó en especial el cese de las manifestaciones mixtas y acusó a los participantes de consumir alcohol y drogas.

Esto provocó el enfado de los manifestantes, quienes ya le acusaban de haberles traicionado al apoyar al primer ministro designado Mohammed Allawi, que ya fue ministro dos veces dentro del mismo sistema que quieren echar abajo.

El viernes, en Bagdad, Basora o Nayaf (sur), los seguidores de Sadr desfilaron para defender a su líder, exjefe de milicia, objeto de insultos en las redes sociales y denunciado por cientos de mujeres el jueves en una manifestación en Tahrir.

"Rechazamos a los saboteadores que se mezclan con los manifestantes, rompen el pacifismo del movimiento e insultan a los profetas y los símbolos religiosos", afirmó a la AFP un participante en Tahrir.

Recientes enfrentamientos entre los manifestantes y los partidarios de Moqtada Sadr, dejaron ocho muertos entre los primeros.

El movimiento antigubernamental se vio salpicado por una violencia que dejó cerca de 550 muertos y 30.000 heridos, según un balance oficial.