Miles de familias huyen de combates en el sur de Afganistán

·1 min de lectura

Unas 17.000 familias afganas han abandonado desde octubre sus hogares en la provincia de Kandahar (sur) para escapar de los violentos combates entre las fuerzas gubernamentales y los talibanes, según fuentes oficiales este jueves.

Los talibanes abrieron una ofensiva de gran envergadura en varios distritos colindantes con la ciudad de Kandahar, aún bajo control de las fuerzas gubernamentales.

Unas 7.000 familias --cerca de 35.000 personas-- han huido de esos distritos y han hallado refugio en Kandahar, indicó a la AFP Dost Mohammad Nayab, director del servicio de refugiados y desplazados internos de la ciudad.

"Hemos instalado campos y montado tiendas de campaña para ellas en varios lugares de la ciudad. Solo hemos podido entregar productos alimentarios básicos a unas 2.000 familias", declaró.

Otras 10.000 familias que abandonaron sus aldeas han hallado refugio en casa de sus vecinos o de familiares, precisó Sardar Mohammad Barani, jefe del servicio de catástrofes naturales de Kandahar.

Barani confirmó que los combates continuaban en algunas zonas y manifestó su temor de que se produzca una "crisis humanitaria".

"Nos estamos helando aquí. Solo tenemos una tienda, sin calefacción", declaró a la AFP una mujer, Zarghona, que tuvo que abandonar su casa en el distrito de Zharai. "A causa de la violencia tuvimos que abandonarlo todo", afirmó.

La provincia de Kandahar es la cuna del movimiento talibán, y la ciudad de Kandahar era la capital de su régimen en los años 1990.

Desde hace meses, Kabul y varias provincias afganas viven un creciente clima de violencia a pesar de las negociaciones de paz que mantienen gobierno y talibanes en Doha, desde septiembre.

Esas negociaciones volvieron a abrirse oficialmente el miércoles.

strs-emh-jds/ecl/je/cyb/hba/jz/bc