Miles de campesinos dirigen una caravana de tractores hacia Nueva Delhi

Nueva Delhi, 7 ene (EFE).- Miles de campesinos indios a bordo de cientos de tractores se movilizaron este jueves en caravana hasta una de las entradas de Nueva Delhi en lo que, han dicho, es apenas un ensayo de la "inédita marcha" que intentará entrar a la capital el 26 de enero, Día de la República, para presionar por la derogación de tres leyes que abren la agricultura india al libre mercado.

Cerca de dos mil tractores tomaron una de las principales autopistas que conecta la ciudad, convocados por las organizaciones campesinas para una nueva exhibición de fuerza tras 42 días de protestas en contra de las normas promovidas por el Gobierno y consideradas "anticampesinas", dijo a Efe Hannan Mollah, secretario general del All India Kisan Sabha (AIKS), una de las principales organizaciones opuestas a la reforma.

Los seis carriles de la autopista fueron ocupados por varios miles de personas en tractores o a pie, en medio de un fuerte despliegue policial que custodió la entrada de la ciudad.

La marcha, que comenzó poco antes del mediodía, concluyó tres horas después de forma pacífica, una vez que los manifestantes llegaron a la entrada de la capital.

"Hemos decidido que, si no se alcanza un acuerdo con el Gobierno, el día 26, el Día de la República (...) después de que termine el desfile oficial, habrá (..) (otro) de agricultores y tractores", adelantó Mollah, que calificó este como un movimiento "inédito" del sector campesino, la primera fuerza de trabajo del país.

El próximo 26, justo cuando los campesinos cumplirán dos meses de incesante protesta acampando en las afueras de Nueva Delhi, será también "el desfile del Día de la República de Kisan (granjero, en hindi)".

Protestas similares tendrán lugar en las capitales de los estados de todo el país.

De acuerdo con Mollah, desde hoy y hasta el día 28 de enero, los campesinos desarrollaran una agenda para intensificar las protestas ante las infructuosas negociaciones con el Gobierno.

La marcha de este jueves antecede a una nueva reunión de los líderes campesinos y los representantes del Gobierno del primer ministro indio, Narendra Modi, convocada para mañana, tras siete rondas fallidas de negociaciones.

"El Gobierno es inhumano, desconsiderado con sus ciudadanos. Están solo haciendo tiempo porque están esperando que nos cansemos y abandonemos la protesta (...) pero los campesinos están determinados a morir por esto", aseguró.

Aunque las autoridades han dicho estar dispuestas a revisar el contenido de las leyes, Mollah reiteró hoy que lo único aceptable para el gremio es la derogación.

Las tres leyes que desataron la ira campesina liberalizan tanto los precios de venta como la cantidad vendida de ciertos cultivos, por lo que ahora los agricultores deberán negociar los precios con las empresas dentro de la cadena de distribución.

El Gobierno ha defendido la reforma asegurando que esto permitirá al agricultor negociar en sus propios términos, pero los campesinos consideran que la ley les deja desamparados y en manos de las grandes empresas.

(c) Agencia EFE