Miles de británicos se acercan al Palacio de Buckingham para rendir homenaje a Isabel II

·3 min de lectura

Muchos paraguas y mucha gente a las puertas de Buckingham. Pese a la lluvia, la zona está colapsada por la gente que ha llegado a mostrar y honrar a Isabel II, fallecida este jueves en Escocia.

Una multitud se ha aproximado a las inmediaciones del Palacio de Buckingham, ya de luto y con las banderas a media asta, desde el primer momento en que ha saltado la noticia.

Los exteriores de la residencia oficial de la monarquía se han convertido este jueves en lugar de reunión no solo de turistas, como es habitual, sino también de curiosos y medios de comunicación pendientes de conocer la evolución del estado de salud de la monarca.

Una vez ya oficializada la noticia, dos trabajadores de Buckingham han salido al exterior con un aviso formal de la muerte de la reina, que ha sido colgado de la verja exterior del Palacio.

“La reina murió en paz en Balmoral esta tarde. El rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana”, reza el escrito, según recoge la BBC.

El castillo de Windsor, residencia habitualmente utilizada por la difunta reina también ha reunido a decenas de británicos, que le han rendido homenaje.

Por otro lado, en Piccadilly Circus, en el centro de la capital, se ha proyectado un mensaje ‘in memoriam’ por Isabel II, una imagen que se ha repetido en los estadios de fútbol de Reino Unido donde hoy se disputan partidos.

Momento en el que cuelgan el anuncio en las puertas del palacio. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Momento en el que cuelgan el anuncio en las puertas del palacio. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Momento en el que cuelgan el anuncio en las puertas del palacio. (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Curiosos en Balmoral

Otro de los escenarios hacia el que se dirigen las miradas es Balmoral, donde se encontraba la monarca y que, tras conocerse el empeoramiento de su estado de salud, ha recibido las llegadas de sus familiares más cercanos.

El último en llegar ha sido su nieto el príncipe Enrique, duque de Sussex, quien según los medios de comunicación ha llegado a Balmoral cuando la reina ya había fallecido.

En Balmoral se han congregado los hijos de Isabel II, incluido el ahora monarca Carlos III, y los hijos de este, el príncipe Guillermo, duque de Cambridge y desde ahora príncipe de Gales; y su ya mencionado hermano.

Precisamente frente al castillo de Balmoral se han congregado también ciudadanos británicos que han depositado ramos de flores frente a la verja de las instalaciones, un gesto que la propia Policía ha facilitado al retirar la vallas que delimitaban el perímetro.

Balmoral. (Photo: Jeff J Mitchell via Getty Images)
Balmoral. (Photo: Jeff J Mitchell via Getty Images)

Balmoral. (Photo: Jeff J Mitchell via Getty Images)

Todavía no viajará a Londres

Sin embargo, el féretro de la monarca aún no llegará a Londres. El cuerpo sin vida de la soberana será primero trasladado del castillo de Balmoral a la residencia de Holyrood, sede del Parlamento escocés.

De allí será llevada previsiblemente el domingo a la catedral de St Giles, situada en la Royal Mile de Edimburgo, a medio camino entre ambos edificios. Allí yacerá durante 24 horas, en las que los ciudadanos podrán acudir a presentar sus respetos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR