Miles de afganos claman contra Comisión Electoral, a la que acusan de fraude

1 / 3
EFE/EPA/JAWAD JALALI

Kabul, 29 nov (EFE).- Varios miles de afganos, seguidores de uno de los principales candidatos, Abdullah Abdullah, recorrieron este viernes las calles de Kabul para exigir transparencia a la Comisión Electoral Independiente (IEC), a la que acusan de intento de fraude en el recuento de votos de las elecciones presidenciales de septiembre pasado a favor de su rival y actual mandatario, Ashraf Ghani.

"Pedimos que la Comisión Electoral actúe conforme a la ley y las regulaciones y debe parar de tomar decisiones ilegales. Nuestra principal objeción (al proceso de escrutinio) es que debe invalidarse la contabilización de 300.000 votos fraudulentos", dijo a Efe el portavoz del equipo electoral de Abdullah, Murtaza Eshraqi.

UN PUÑADO DE VOTOS IMPIDE CONOCER LOS RESULTADOS

Tras más de dos meses desde que el 28 de septiembre se celebraron las elecciones presidenciales, y a la espera de que se conozcan los resultados, el equipo del Abdullah continúa obstaculizando el escrutinio hasta que la Comisión no se pliegue a su demanda e invalide esos 300.000 votos que considera fraudulentos.

De los 2,7 millones de votos emitidos, el organismo solo corroboró los 1,92 millones que fueron verificados biométricamente, y de ellos invalidó otros 86.000 por no cumplir con los requisitos establecidos, al estar duplicados o haber sido depositados por menores, cifra que los seguidores de Abdullah sitúan en 300.000.

Esta situación empujó a los partidarios de Abdullah a bloquear el recuento y la auditoría de los votos en siete de las 34 provincias del país, con lo que impidieron el anuncio de los resultados preliminares, previsto primero para el 19 de octubre, retrasado después al 14 de noviembre y demorado de nuevo sin fecha.

Al grito de "el palacio presidencial no debe presionar a la Comisión Electoral", "no permitiremos que el fraude determine nuestro destino" o "solo aceptamos votos limpios", los manifestantes partieron desde distintos puntos de Kabul a primera hora de la mañana para concentrarse en el centro de la capital.

"Queremos transparencia, no queremos fraude electoral, nos mantendremos firmes hasta el final contra el fraude. No queremos un presidente que llegue al Palacio Presidencial a través del fraude", relató a Efe Azim Ahmadi, un joven de 24 años participante en la marcha, protegida por importantes medidas de seguridad.

El Ejecutivo afgano desplegó en la capital un gran contingente, con vehículos blindados y el bloqueo de calles y carreteras, con el doble objetivo de proteger a los manifestantes y evitar algaradas violentas durante la manifestación como en otras ocasiones.

En un comunicado, la Guarnición de Kabul, un comando integrado por la Policía, el Ejército y la Agencia de Espionaje, responsable de la seguridad en la capital afgana, había conminado a los manifestantes a que actuaran dentro de la ley y a que no portaran armas.

"Los manifestantes no deben infligir daños a las propiedades e instituciones públicas y privadas y deben respetar la dignidad y los derechos de los ciudadanos", recomendaba el despacho oficial.

PROTESTAS SIMILARES EN ANTERIORES COMICIOS

Tras las elecciones de 2014, el equipo de Abdullah protagonizó protestas similares que obligaron al presidente Ghani, tras la mediación estadounidense, a compartir el poder con Abdullah, que se desempeñó como jefe del Gobierno.

A diferencia de entonces, en la protesta de este viernes la participación fue menor debido a que varios de los antiguos aliados de Abdullah respaldan ahora a Ghani.

"No apoyaremos más a un hombre (Abdullah) que ya hemos probado y ha sido probado por la nación. Nuestro pueblo no volverá a caer víctima de la conspiración de un hombre finiquitado y fracasado", afirmó en un vídeo publicado en sus redes sociales Atta Muhammad Noor, uno de los antiguos aliados de Abdullah.

El también líder del partido Jamiat-e-Islami, del que Abdullah es un miembro importante, se preguntó: "¿Por qué nuestra gente debería salir a la calle a apoyar a ese hombre?".

A pesar de todo, el equipo de Abdullah advirtió que ampliarán las protestas y las extenderán a otras provincias de Afganistán si la Comisión Electoral no acepta sus demandas.