Mil personas al día avisan de que no podrán pagar el alquiler en abril

Madrid, 26 mar (EFE).- Unas mil personas al día están avisando desde la semana pasada, a través de los sindicatos de inquilinas, de que no podrán hacer frente al pago del alquiler de sus casas en abril por falta de ingresos debido a la crisis del coronavirus, con lo que ya suman más de 7.000 desde el 19 de marzo.

Para ellos y para todos los que han visto sus ingresos reducidos o anulados por el mismo motivo, este movimiento vinculado a Unidas Podemos pide que el Gobierno suspenda el pago de los alquileres y que el Estado ampare a aquellos pequeños arrendadores que también se encuentren en situación de vulnerabilidad.

Una petición que avalan las más de 45.000 firmas que han conseguido en pocos días en change.org, y que se extiende a los trabajadores autónomos y pequeños comerciantes que han tenido que cerrar y que no podrán pagar el alquiler de sus locales.

Desde estos movimientos sociales culpan a la ministra de Economía, Nadia Calviño, de que el Consejo de Ministros no haya decretado todavía ninguna medida de ayuda al pago de alquileres, aunque creen que finalmente accederá a ello.

Ante esa posibilidad, empresas del sector como la Agencia Negociadora del Alquiler (ANA) han reclamado al Gobierno que, en cualquiera de los escenarios que esté estudiando para este mercado, "no deje atrás a los propietarios".

"Nos parece bien y apoyamos que el Gobierno quiera tomar medidas para ayudar a los inquilinos en dificultades por la crisis del covid-19, pero como ellos mismos dicen: sin dejar a nadie atrás, es decir, los propietarios tienen que ser ayudados de igual manera, ni más, ni menos", ha señalado este jueves el director de ANA, José Ramón Zurdo, en un comunicado.

A su juicio, tanto si se está estudiando hacer condonaciones de renta, moratorias, deducciones fiscales o cualquier otro tipo de ayuda directa o indirecta a inquilinos, el Ejecutivo debería aplicar el equivalente a los propietarios, además de asegurarse que las ayudas directas vayan a parar realmente a las rentas de alquiler que tienen que percibir los propietarios, para evitar la picaresca.

(c) Agencia EFE