Mijaíl Gorbachov, el padre de la 'perestroika' y último presidente de la URSS

Este 30 de agosto de 2022 falleció Mijaíl Gorbachov, el último presidente de la Unión Soviética. Durante su carrera política, este mandatario trató de reformar el sistema que operaba en la URSS desde hacía décadas por medio de un aperturismo económico y político que, a la larga, traería consecuencias para su continuidad, como una profunda crisis económica y una gran desestabilización del bloque socialista y de la propia URSS, que terminó por desaparecer en 1991.

Mijaíl Gorbachov llegó al poder de la Unión Soviética en 1985 durante un periodo de estancamiento en su país. Desde un comienzo, tuvo la inicitativa de realizar una serie de reformas que permitieran abrir a la URSS al resto del mundo y que solucionaran lo que él consideraba que habían sido errores históricos desde el stalinismo.

Para ello, sus dos principales propuestas fueron la perestroika o 'reestructuración' y el glasnost o 'apertura'. La primera consistía en una remodelación del sistema económico para adaptarlo al libre mercado y dejar atrás la economía planificada que había regido en la URSS durante décadas. La segunda fue en materia política y tenía la intención de fomentar el pluralismo político para que el Partido Comunista dejara de ser la fuerza hegemónica.

Sin embargo, los cambio promovidos por Gorbachov no resultaron como esperaba. La reestructuración económica trajo una severa crisis a la nación soviética, que no estaba preparada para el libre mercado. Y la apertura política hizo que las críticas se centraran en su figura, tanto por parte de los comunistas más ortodoxos, como de los sectores más cercanos a Occidente.

Es así como su nombre empezó a estar cada vez peor valorado en el interior de Rusia, a pesar de que su fama se disparó en Occidente. Una serie de cambios hizo que, tras la caída del muro de Berlín, varias naciones socialistas abandonaran este bloque y en 1991 hasta 14 territorios de la URRS se constituyeron como república independientes, desencadenando el final de la Unión Soviética el 25 de diciembre de 1991.