Más migrantes menores cruzan solos al Reino Unido desde el inicio de la pandemia

1 / 2

Más migrantes menores cruzan solos al Reino Unido desde el inicio de la pandemia

El número de migrates menores que cruzan solos el Canal de la Mancha para llegar al Reino Unido aumentó durante la pandemia del nuevo coronavirus y las restricciones de circulación los empujan a intentar pasar en barca en lugar de en camión.

"Estamos viendo un número creciente de jóvenes que cruzan el Canal de la Mancha para buscar asilo en el Reino Unido", dice a la AFP Roger Gough, que preside el consejo del condado de Kent, región del sudeste de Inglaterra donde se encuentra Dover, importante puerto de entrada al país.

Mientras hace un año el condado se ocupaba de "230 a 250 jóvenes" migrantes, "esa cifra casi se ha duplicado y se acerca a 470", afirma. Y "las nuevas llegadas no cesan".

Los intentos de los migrantes de cruzar desde Francia por mar aumentaron desde finales de 2018, a pesar del peligro que representan el denso tráfico marítimo, las fuertes corrientes y las bajas temperaturas del agua.

En 2019, las autoridades francesas y británicas rescataron a 2.758 migrantes, cuatro veces más que en 2018.

La pandemia ha reforzado esta tendencia, ya que la disminución del tráfico de vehículos pesados ha llevado a los migrantes a intentar la travesía en pequeñas embarcaciones.

"Solíamos ver a estos jóvenes cruzando en camiones. Esta era la ruta típica", dice Gough. Pero recientemente "con las medidas de confinamiento en Europa, la reducción del flete, están llegando al país en botes".

- Mil desde el confinamiento -

Al menos 1.000 migrantes han llegado al Reino Unido en pequeñas embarcaciones desde el anuncio del confinamiento el 23 de marzo, según un recuento de la agencia británica PA, con al menos 145 solo en la jornada del 8 de mayo.

Desde principios de año, las fuerzas de seguridad francesas han registrado 230 intentos de cruce, 79 de ellos en abril.

"El nuevo factor desde el confinamiento es el clima, que es mucho más favorable para las travesías por mar, con noches tranquilas y tiempo ligeramente nebuloso. Como resultado, la tasa de éxito ha aumentado alrededor del 60% al 80%, lo que también atrae a los migrantes a Calais", en la costa norte de Francia, explica el responsable francés François Guennoc.

Además, "con el confinamiento, las playas se cerraron y los migrantes se benefician indirectamente del hecho de que muchos residentes locales que nos informaban de intentos de travesía ya no pueden hacerlo", agrega una fuente de la policía francesa especializada en cuestiones de migración en Calais.

Según Gough, "los jóvenes que llegan ahora suelen ser chicos de 16 y 17 años", la mayoría de ellos iraníes, iraquíes y afganos.

Su condado se enfrenta al delicado reto de acogerlos respetando las medidas de distanciamiento físico para evitar la transmisión del covid-19, lo que añade "presión financiera", afirma.

El condado, que solía tener un solo centro de recepción de migrantes, ahora tiene tres.

Además de ocuparse de 469 menores, también se encarga de prestar apoyo a 932 jóvenes migrantes de 18 a 25 años que están fuera del sistema de atención estatal.

Interrogado por la AFP, un portavoz del ministerio del Interior británico se limitó a asegurar que "el gobierno se toma muy en serio el bienestar de los niños no acompañados y proporciona financiación a las autoridades locales, incluido Kent".

El año pasado, la policía británica realizó 418 detenciones por delitos de inmigración y 111 traficantes de personas fueron condenados a prisión. Desde principios de este año, más de diez pasadores han sido condenados y encarcelados.

Para disuadir a los migrantes de cruzar el Canal, los gobiernos británico y francés trabajan en la idea de aumentar el número de migrantes reenviados a Francia.