Salen 22 mujeres y 3 niños de la “Nave del Queso” por la orden de Migraciones

Agencia EFE
·2 min de lectura

Puerto del Rosario (Fuerteventura), 24 abr (EFE).- 22 mujeres y 3 niños, entre ellos un bebé, han sido desalojados este sábado de la “Nave del Queso”, en Fuerteventura, y trasladados a otras dependencias un día después de que el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, ordenara el desalojo progresivo del recinto por no reunir las condiciones necesarias.

Tras abandonar el inmueble usado hasta ahora como lugar para pasar la cuarentena por la covid-19 observados por periodistas y ciudadanos presentes en sus inmediaciones, esos inmigrantes han sido trasladados a mediodía a otros recursos de la capital de la isla, Puerto del Rosario, que serán gestionados por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

Durante la mañana también se ha intentado sacar de la nave para su reubicación a tres mujeres que habían dado positivo en las pruebas de detección de la covid-19, aunque la falta de un protocolo sanitario para el traslado lo impidió finalmente y tuvieron que regresar al almacén.

La decisión del secretario de Estado de Migraciones se produjo tras recibir un informe del Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, sobre lo que vieron inspectores que efectuaron una visita por sorpresa al recinto.

La “Nave del Queso”, ubicada en la zona industrial de Risco Prieto de Puerto del Rosario, es un centro de gestión compartida con Sanidad y empezó a utilizarse como lugar de cuarentena a mediados del año pasado, después de que comenzaran a llegar personas con la covid-19 en las pateras que arribaban a la isla.

En los últimos días, 228 personas han estado pasando cuarentena en el recinto. Entre ellos, los inmigrantes de las últimas pateras y también positivos y contactos estrechos del brote notificado a principios de abril en el campamento de inmigrantes de El Matorral.

Durante la mañana de este sábado, los inmigrantes que permanecen en la "Nave del Queso" se han acercado a la puerta del recinto para pedir ayuda a través de las rejas a periodistas y otros, aduciendo que llevan semanas aislados en condiciones de hacinamiento.

(c) Agencia EFE