Un miembro del PP de Madrid, sobre el enfrentamiento entre Ayuso y Casado: "El PP es idiota"

·4 min de lectura
Ayuso, Casado y Martínez-Almeida, en un acto.  (Photo: Europa Press News via Getty Images)
Ayuso, Casado y Martínez-Almeida, en un acto. (Photo: Europa Press News via Getty Images)

La lucha que libran la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y la dirección nacional del PP por el control del partido en Madrid ha creado estupor entre los miembros de la formación, que no entienden la apertura de una guerra que “no toca” en un momento en el que tanto Pablo Casado como la dirigente autonómica tienen todo de cara.

El aparente conflicto a causa de la celebración del congreso autonómico para elegir al nuevo líder del partido en Madrid se debe a la fecha del cónclave, que Ayuso quiere sea “cuanto antes” frente a las pretensiones de Génova de que tenga lugar en el primer semestre de 2022.

El argumento de Ayuso es que los candidatos a alcalde que elija la nueva dirección tengan tiempo de asentarse antes de las elecciones de 2023, mientras que la dirección nacional mantiene la postura de que no es el momento de este debate.

“Se lo salta todo”, aseguran algunos miembros del PP sobre Ayuso

Las diferencias por la celebración del cónclave serían de unos meses, algo que no debería levantar un choque que acumula más de dos meses, cuando Ayuso confirma su intención de presidir el PP de Madrid y Génova no apoya explícitamente su candidatura, sino que además introduce al alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en la pugna.

Todo en un contexto en el que el PP vive un momento positivo tras el éxito de las elecciones autonómicas del 4 de mayo, y con un PSOE recomponiéndose en Madrid, donde los socialistas están a la baja.

Lo cierto es que los dirigentes populares comparten el estupor del “bucle” en el que se ha sumido el partido por la celebración del congreso del PP de Madrid, en “una pelea en la que nadie gana”, y después de unos comicios en los que Ayuso arrasa.

Algunas voces apuntan a que el conflicto real es “crudo poder” y se crea “cuando los que llevan toda la vida dirigiendo ven que cuando entre van a dejar de hacerlo” y “se ponen en la cuerda floja”.

Desde la dirección del PP madrileño, en manos de Pío García Escudero y Ana Camins, apuestan por una tercera vía como en la actualidad, en la que ni la presidenta ni el alcalde tomen el control del partido para evitar concentraciones de poder.

“Nadie entiende que después del resultado, del valor que da al partido no sea presidenta”, relatan populares locales, que apuntan que “para muchos es elegir entre papá y mamá, poca gente lo entiende”.

“El PP es idiota, cada vez que tenemos que remar nos pegamos entre nosotros mismos”, dice otro miembro del PP madrileño, que ve “absurdo” que no se apoye a la presidenta y se aproveche de su fuerza tras las elecciones.

Otras voces culpan a Ayuso de detonar el conflicto con su “imposición” para celebrar el congreso autonómico cuanto antes y generar “un sinsentido” .

En Génova no ha sentado bien la “prisa” de Ayuso por celebrar el congreso y que se olvidara de que “el jefe” es Casado, y llegan a apuntar que en el cuartel del líder del PP no quieren que sea ella la que tome las riendas del partido porque “su modo de comportarse no genera confianza”.

“Al final todos somos de los mismos y tendríamos que estar a que Pablo Casado llegue a la Moncloa"

“Se lo salta todo”, aseguran algunos miembros del PP que, aunque reconocen el éxito de Ayuso en las elecciones, consideran que hay que respetar “las normas, maneras y los tiempos” del partido.

“Al final todos somos de los mismos y tendríamos que estar a que Pablo Casado llegue a la Moncloa y acabar con el nefasto gobierno de Pedro Sánchez”, critica un dirigente del partido, que lamenta que se evidencie que está “todo partido” mientras sus adversarios están “comiendo palomitas”.

Entre algunos diputados del PP en el Congreso también desconcierta esta pugna, que esta semana ha opacado la posición de Pablo Casado frente al proyecto de presupuestos. Cuando el líder de la oposición defendía en el hemiciclo la enmienda a la totalidad del PP, en los pasillos el único tema por el que preguntaban los periodistas era el del PP de Madrid.

No gusta que el partido corra el riesgo de pegarse un tiro en el pie cuando la tendencia les confirma, a falta de dos años para las elecciones, como la opción favorita, como tampoco gusta que se esté dando munición a sus adversarios, a izquierda, y a derecha.

Como ya ha hecho en otras ocasiones en las que las aguas corren revueltas en el PP, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, puso palabras a la incomodidad que se vive en el partido, cuando afirmó que “el ruido” no beneficia al partido, y sostuvo que lo “normal” es que Ayuso quiera presidir el PP.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente