Solo un miembro de la familia aislada por posible coronavirus presenta fiebre

1 / 3

(De izq a der) Jordi Reina, jefe de servicio de Microbiología y coordinador de la toma de muestras; María Antonia Font, directora general de Salud; Patricia Gómez, consejera de Salud de Baleares; y Javier Murilla, jefe de servicio de Medicina Interna de Son Espases, dan una rueda de prensa en el Hospital de Son Espases, en Palma de Mallorca, este sábado. Solo uno de los cuatro miembros de la familia británica aislada en el hospital Son Espases de Palma tras activarse el protocolo por posible  coronavirus  presenta fiebre y síntomas de gripe común, mientras que el resto están asintomáticos, ha informado este sábado el centro sanitario público. EFE/Cati Cladera

(De izq a der) Jordi Reina, jefe de servicio de Microbiología y coordinador de la toma de muestras; María Antonia Font, directora general de Salud; Patricia Gómez, consejera de Salud de Baleares; y Javier Murilla, jefe de servicio de Medicina Interna de Son Espases, dan una rueda de prensa en el Hospital de Son Espases, en Palma de Mallorca, este sábado. Solo uno de los cuatro miembros de la familia británica aislada en el hospital Son Espases de Palma tras activarse el protocolo por posible coronavirus presenta fiebre y síntomas de gripe común, mientras que el resto están asintomáticos, ha informado este sábado el centro sanitario público. EFE/Cati Cladera

Palma, 8 feb (EFE).- Solo uno de los cuatro miembros de la familia británica aislada en el hospital Son Espases de Palma tras activarse el protocolo por posible coronavirus presenta fiebre y síntomas de gripe común, mientras que el resto están asintomáticos, ha informado este sábado el centro sanitario público.

El hospital de referencia de las Islas Baleares espera los resultados remitidos este sábado al Centro Nacional de Microbiología para conocer si alguno de los cuatro, que ingresaron anoche y que viven en Mallorca, están contagiado por el coronavirus.

La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha ofrecido este sábado una rueda de prensa en el hospital acompañada por la directora general de Salud Pública, Maria Antonia Font; y los jefes de Medicina Interna y Microbiología, Javier Murillas y Jordi Reina, respectivamente.

Según han explicado, el padre -solo él- estuvo en contacto del 25 al 29 de enero pasado en Francia con una persona que sí ha dado positivo por coronavirus.

El progenitor presentó hace una semana un cuadro respiratorio leve con fiebre que le duró menos de un día, si bien es un "caso clínico de investigación", ha señalado el doctor Murillas.

Toda la familia ingresó anoche en el hospital: los padres y una niña de 7 años estaban asintomáticos y bien de salud y la de 10 años tenía fiebre, en concreto a causa de una gripe B, lo propio del actual periodo invernal, ha comentado el galeno.

Sin embargo, de los cuatro se han tomado muestras para descartar la presencia del coronavirus, porque el padre estuvo en contacto con un positivo por el virus y porque presentó síntomas clínicos hace una semana.

Esta mañana "los cuatro están bien" y la niña continúa con fiebre, "lo esperable" en un cuadro de gripe, ha señalado el especialista.

Según ha relatado la directora general de Salud Pública, el protocolo de alerta de la comunidad autónoma por coronavirus se activó ayer tarde desde el equipo de alerta del Ministerio de Sanidad, con quien se puso en contacto directamente este padre de familia británico a través de un correo electrónico.

Él mismo fue por su propio pie al hospital de Palma sin entrar en contacto con nadie más; seguidamente la familia fue traslada al centro por el servicio de Emergencias del 061.

En el caso del padre, es posible que hubiera padecido una infección por coronavirus y se haya curado, aunque se trata de una hipótesis que debe confirmarse con el resultado de los análisis del Centro Nacional de Microbiología, ha dejado claro el doctor Murillas.

Si los resultados dieran positivo a la presencia del virus, la Conselleria de Salud iniciará lo que se denomina el "estudio de contacto", para conocer con quiénes se han relacionado las personas enfermas y avisarles para que estén alerta por si presentaran algún síntoma.