Michel pide a EEUU que haga "su parte" en la lucha contra el cambio climático

Michel pide a EEUU que haga "su parte" en la lucha contra el cambio climático

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha pedido a Estados Unidos que respete sus compromisos climáticos. Michel ha asegurado, en una entrevista con Euronews en el marco de la COP27, que ningún país puede enfrentarse solo a los retos actuales. Ni siquiera el más poderoso desde el punto de vista militar y económico. "Creo que la Unión Europea está haciendo su parte y pido a Estados Unidos y a [otros activistas] que también lo hagan. Si tomamos el ejemplo de los 100 000 millones de euros que hace mucho tiempo que se prometieron a los países en desarrollo, la Unión Europea y Estados miembros están haciendo su parte. Está claro que que hay una decepción por el hecho de que los países en desarrollo no reciben el suficiente apoyo. Y pido a los países ricos, de fuera de la Unión Europea, que se movilicen, que empiecen por respetar los antiguos compromisos que aún se mantienen", ha pedido el político europeo.

Pregunta: ¿Qué espera de esta COP?

Respuesta:A pesar de las dificultades, estamos saliendo de una crisis por la pandemia que nos ha afectado, nos ha hecho tambalearnos, y ahora tenemos esta dramática guerra iniciada por Rusia... Estos son obstáculos adicionales en nuestro camino. No deben hacernos desistir. Al contrario, deberían hacernos redoblar nuestros esfuerzos. Debemos ponernos manos a la obra. Está claro que en lo que la Unión Europea cree, es decir, en la cooperación internacional, la voluntad de construir juntos, es el camino a seguir. No hay ningún país, ni siquiera el más poderoso militarmente, ni el más poderoso económicamente, que pueda resolver este reto. Que es el de nuestra generación.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, ha propuesto un impuesto sobre los beneficios de las empresas de petróleo y gas para luchar contra el cambio climático. ¿Podría recibir el apoyo de la Unión Europea?

Hoy en día hay países que ayudan mucho a garantizar el suministro energético de Europa. Pero estos países, al mismo tiempo, tienen unos ingresos extremadamente altos generados por el aumento de los precios. Hace unos momentos he tenido la oportunidad de estar en contacto con funcionarios noruegos, por ejemplo. Lo mismo ocurre en Estados Unidos. Tenemos socios, amigos y aliados con los que trabajamos bien en la cuestión del suministro. Es algo bueno. También creo que deberían comprometerse con la UE en el tema de los precios, porque a todos nos interesa que no tengamos una recesión profunda, grave y duradera.