Michael Birch, el jefe de Bebo que anhela enfrentarse de tú a tú con Facebook y Twitter

Leo Kelion - BBC, Editor de Tecnología
·6 min de lectura
Bebo
Birch dice que su objetivo es proporcionar un "descanso refrescante" de la desinformación difundida en otros lugares.

El cofundador de Bebo, Michael Birch, planea relanzar la red social con un enfoque en los perfiles y las interacciones entre amigos "en tiempo real" en lugar del contenido de noticias en el núcleo de la estrategia de Twitter y Facebook.

Birch dice que su objetivo es proporcionar un "descanso refrescante" de la desinformación difundida en otros lugares.

En una entrevista exclusiva, Birch le dijo a la BBC que él mismo estaba codificando el esfuerzo.

Y aunque tiene grandes esperanzas, reconoce que las probabilidades están en su contra.

Bebo, un acrónimo de "blog early, blog often" (bloguea temprano, bloguea a menudo), fue una vez la red más popular en el Reino Unido, además de ser importante en Irlanda, Australia y Nueva Zelanda.

En su apogeo Bebo tenía más de 40 millones de miembros.

En 2008, Birch y su esposa Xochi vendieron el sitio a AOL por US$850 millones.

Posteriormente lo volvieron a comprar por US$1 millón y trataron de renovarlo de varias maneras, más recientemente como un servicio de transmisión de deportes electrónicos, antes de finalmente vender el negocio a Twitch de Amazon en 2019 por US$25 millones.

Sin embargo, la pareja retuvo los derechos de la marca.

Y con tiempo en sus manos durante la pandemia de coronavirus, Birch comenzó a pensar en qué tipo de brecha podría haber en el mercado.

"Lo llamamos red social en vivo: cuando estás conectado a Bebo, sabes qué otros amigos están en línea", explica desde su casa en las Islas Vírgenes Británicas.

"Puedes interactuar con ellos en tiempo real. Puedes comentar su foto en su perfil. Recibirán una notificación, vendrán a la foto e incluso pueden tener una conversación debajo de la foto.

"Es un experimento, veremos cómo funciona realmente. Pero creemos que es una forma más emocionante de conectarse".

Incluso antes de anunciar planes para un relanzamiento, Birch indicó que la dirección web de Bebo atraía aproximadamente una visita cada tres segundos a pesar de que el servicio estaba fuera de línea.

Espera que una mezcla de nostalgia y curiosidad atraiga a suficientes usuarios pioneros para permitir que la gente encuentre amigos para interactuar en el sitio regenerado.

Sin embargo, algunos de los que están familiarizados con el Bebo original se muestran escépticos sobre sus perspectivas.

"Probablemente sea valiente lanzar una nueva red social en este clima cuando hay preocupaciones sobre los posibles daños causados por la difusión de información errónea en las redes sociales, por lo que espero que Bebo se tome en serio sus responsabilidades de cuidar a sus miembros y sus datos", dice Kate Bevan, editora de informática de la revista Which?.

"Pero también hay algo deliciosamente optimista en este plan", agrega.

Birch aún no está dispuesto a compartir capturas de pantalla del nuevo Bebo y, por ahora, su única presencia en línea es una página que dice "próximamente" y que advierte a los posibles usuarios que no podrán acceder a sus antiguas cuentas.

También habla de una promesa de que se prohibirá a Donald Trump en el sitio.

El empresario señala que pasa alrededor de 100 horas a la semana codificando la plataforma y planea permitir que los primeros miembros, solo por invitación, comiencen a probarla antes de fin de mes.

La siguiente entrevista ha sido editada para mayor brevedad y claridad:

¿Cómo se distinguirá Bebo?

Ahora es un buen momento para lanzar otra red social. El coronavirus ha tenido muchos efectos perjudiciales, pero creo que abrió los ojos de la gente a cosas nuevas de nuevas formas. Y la gente anhela la interacción.

Vamos a hacer algunos guiños al pasado, pero cuando ingreses al sitio no verás el Bebo original como estaba.

Lo que queremos hacer es volver un poco a esta idea del perfil. El hecho de que tienes una identidad de la que te enorgulleces. Que puedes visitar un perfil y ver cosas que no son solo los últimos artículos de noticias que se comparten.

En Facebook, si alguien publica algo en su servicio de noticias, es posible que lo haya hecho hace un minuto, pero no sientes que estás en línea en esta experiencia con esa persona. Y eso es lo que estamos tratando de lograr.

En su apogeo, Bebo era la red social más grande del Reino Unido. ¿Estás apuntando a ese tipo de escala de nuevo?

Por el momento, soy el único que lo codifica. Esto comenzó como un proyecto divertido durante el confinamiento para tener algo qué hacer. Ciertamente no comenzó con la idea de algo que puede llegar a ser tan grande como lo que teníamos.

Pero, ¿pienso que esa es una posibilidad? Por supuesto que lo es. Y es algo divertido de contemplar. ¿Realmente creo que eso va a suceder? No. Pero a veces es más divertido intentar algo que necesariamente lograrlo.

Las redes sociales están en un lugar muy diferente del que existía cuando Bebo apareció por primera vez. Ha habido escándalos de privacidad y discursos de odio. Se habla mucho de regulación. Si esto despega, ¿realmente quieres tener que lidiar con ese tipo de dolores de cabeza?

Eso no parece divertido. ¿Quiero hacer esa parte? No. Pero ¿tengo que hacer esa parte? Sí.

Cuando hicimos Bebo por primera vez, pasé el 95% de mi tiempo en los medios hablando con los periodistas sobre la privacidad y el acoso. Y esas cuestiones siguen siendo evidentemente igual de relevantes hoy en día.

Pero creo que una de las cosas más dañinas ha sido la difusión de información errónea y la gente compartiendo cosas similares a lo que creen sus amigos, lo que refuerza a uno mismo y no permite que se presenten diferentes perspectivas frente a las personas.

No nos estamos enfocando en compartir nuevos datos. Pero si tuviéramos que seguir ese camino y explorarlo, creo que tendríamos que pensar mucho sobre cómo evitar algunas de las dificultades.

Por ahora, la gente puede pensar que es un descanso refrescante que Bebo no sea otra fuente de noticias de desinformación.

¿Crees que las redes sociales han hecho más daño que bien?

Creo que posiblemente sea cierto. Sí lo creo.

Creo que las empresas de redes sociales se encuentran en una posición difícil. ¿Podrían haber manejado mejor las cosas? Probablemente. ¿Son las cosas fáciles de manejar para ellos y son totalmente responsables? Probablemente no.

Algunas de las repercusiones de las redes sociales no fueron obvias al principio.

Vendiste Bebo por US$850 millones. Pero Mark Zuckerberg te había propuesto venderlo a Facebook a cambio de opciones sobre acciones. ¿Alguna vez te arrepentiste de no haber aceptado esa oferta y tal vez convertirte en uno de los altos ejecutivos de Facebook?

No me gustaría trabajar en Facebook. No es que no sea un gran lugar para trabajar. Pero ese sería un trabajo bastante estresante.

Estoy muy contento con el camino que seguimos. ¿Habría valido más dinero? Casi seguro. Pero he disfrutado de la libertad de poder comenzar cosas nuevas por mi cuenta y tener mi propio camino.

Estoy emocionado de tener la oportunidad de hacer Bebo nuevamente. Es muy raro que puedas comenzar algo con una hoja de papel en blanco y repensarlo desde cero. Normalmente tienes mucho legado.

En muchos sentidos, es más difícil reiniciar una empresa que empezar de nuevo. Pero debido a que ha transcurrido un período de tiempo tan largo, estamos más cerca de empezar de nuevo que de reiniciar.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.