El metro de Londres, cerrado parcialmente en un intento de frenar la pandemia

Decenas de estaciones del metro de Londres fueron cerradas el jueves, siguiendo la recomendación del gobierno de Boris Johnson de evitar los viajes no esenciales para combatir la pandemia de coronavirus, anunció la autoridad de transporte público de la capital británica.

Sin embargo, ante los crecientes rumores, un portavoz del primer ministro desmintió que el ejecutivo vaya a restringir los viajes desde y hacia la ciudad, corazón de la epidemia en el país.

"No existen planes para cerrar la red en Londres", aseguró a los periodistas.

Sin embargo, dentro de la capital, el transporte disminuirá: "Hasta 40 estaciones de metro que no tienen conexiones con otras líneas serán cerradas hasta nuevo aviso", anunció Transport for London (TfL).

También se suspenderá el servicio nocturno existente en algunas los viernes y sábados y se reducirá el número de autobuses.

TfL instó a los londinenses a utilizar solo el transporte público por razones "indispensables" y dejar este servicio reducido para el personal esencial que lucha contra el covid-19.

"La gente no debería viajar (...) a menos que sea realmente, realmente necesario", afirmó el alcalde de Londres, Sadiq Khan.

Tras desaconsejar los contactos o viajes no esenciales y decidir cerrar las escuelas a partir del viernes, Johnson no descartó otras medidas para intentar contener el brote, especialmente en la capital, donde el virus se está propagando más rápidamente que en el resto del país.

Su gobierno debe presentar este jueves en la Cámara de los Comunes una legislación de emergencia que le otorga poderes extraordinarios por un período de hasta dos años, como la detención y aislamiento de personas para proteger la salud pública.

El ministerio de Defensa también ha anunciado que puso a disposición a 20.000 militares para ayudar a los servicios públicos.