Un nuevo método de detección del coronavirus eficaz, rápido y barato

Javier Peláez
·4 min de lectura
Centro de Biotecnología María Goyri de la UPV/EHU donde se ha desarrollado una variante de RT-PCR | Imagen UPV/EHU
Centro de Biotecnología María Goyri de la UPV/EHU donde se ha desarrollado una variante de RT-PCR | Imagen UPV/EHU

Hace ya tres semanas la Organización Mundial de la Salud, a través de su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaraba uno de los elementos más vitales para controlar la actual pandemia de coronavirus: TEST, TEST y TEST. Hasta el momento la mayoría de los países que han intentado frenar la expansión del COVID19 han estado luchando en clara desventaja. Si me permiten la metáfora: Sin contar con el número suficiente de test, y sin saber con más exactitud el número real de contagiados, hasta ahora hemos estado jugando a la piñata con los ojos cerradosa veces acertábamos, a veces fallábamos. Desarrollar métodos precisos y extender su aplicación al máximo será como levantarnos la venda y poder acertar nuestros garrotazos a la piñata.

En este aspecto contamos con tres tipos diferentes de TEST que seguro habréis escuchado ya a lo largo de estas semanas. Contamos con las PCR que detectan el genoma del virus, también hemos desarrollado Test antigénicos que se centran en las proteínas del virus y, finalmente, tenemos Test serológicos que detectan los anticuerpos que nuestro sistema ha desarrollado frente al virus. Dicen que la unión hace la fuerza, por eso los expertos consideran que la utilización de estos tres tipos de test (juntos) es la clave que nos ayudará a controlar la pandemia.

Ninguno de estos test por separado es completamente fiable. Aparecen aquí dos nuevos conceptos que debemos tener claros: Sensibilidad (es decir verdaderos positivos/total de infectados) y Especificidad (verdaderos negativos / total de sanos). Para asegurar estos dos factores debemos utilizar, de manera complementaria, los diferentes tipos de test que tenemos en estos momentos ya que por separado pueden ofrecer falsos negativos o, lo que resulta más peligroso, falsos positivos.

Por eso resulta tan interesante e importante el anuncio por parte de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y la Fundación Euskampus del desarrollo de una nueva variante de Test que ofrece una especificidad del 100% y una sensibilidad del 92%.

Detección de antígenos mediante RT-PCR | imagen Ignacio López-Goñi @Microbioblog
Detección de antígenos mediante RT-PCR | imagen Ignacio López-Goñi @Microbioblog

Nos ponemos en contacto con Igor Campillo, Director de Euskampus Fundazioa, que ha asistido durante las últimas semanas al intenso trabajo de un nutrido grupo de científicos de la UPV/EHU para desarrollar este nuevo tipo de Test. “Es un trabajo muy importante por varias razones”, explica Campillo, “en primer lugar por el resultado en sí. El Test desarrollado puede hacer posible algo que necesitamos como agua de mayo: testar masivamente para entender y para tomar medidas y gestionar con inteligencia. Pero también por el proceso y el esfuerzo que ha costado desarrollarlo durante el estado de alarma y en medio de un confinamiento general”.

La Universidad se cerró en la segunda semana de marzo y cerró no solo la actividad docente sino todo aquello que se consideraba “no esencial”. Este variante de Test de detección surgió a partir de la iniciativa propia de algunos investigadores de la UPV/EHU en el ámbito de la bioquímica y la biología molecular. “Se pusieron a trabajar más de cincuenta personas y fueron capaces, en medio del confinamiento y la cuarentena, de conseguir los permisos para poder utilizar los laboratorios, recibir pruebas del Bio-Banco para poder analizar y testar el método que estaban implementando… en resumen, han sido semanas de un trabajo excelente en medio de unas circunstancias insólitas”. Tras muchas teleconferencias entre investigadores, un amplio trabajo de revisión de literatura científica y, en un plazo record, se consiguieron acondicionar seis laboratorios en el Centro de Biotecnología María Goyri de la UPV/EHU para comenzar las pruebas.

Centro de Biotecnología María Goyri de la UPV/EHU donde se ha desarrollado una variante de RT-PCR | Imagen UPV/EHU
Centro de Biotecnología María Goyri de la UPV/EHU donde se ha desarrollado una variante de RT-PCR | Imagen UPV/EHU

La PCR es una técnica para la amplificación de cantidades ínfimas de material genético, en este caso del virus. En su variante RT-PCR permite una detección cuantitativa de este material genético, y por tanto posibilita discriminar entre infectados y libres de virus. Según Campillo, el test desarrollado ya está en funcionamiento y podría aplicarse esta próxima semana si así lo estiman las autoridades sanitarias competentes.

Los investigadores calculan que la prueba es muy fiable, es barata puesto que podría costar aproximadamente 15€ por muestra analizada, y los resultados serían rápidos ya que tardaría en realizarse menos de cuatro horas.

Pincha aquí para conocer al detalle la última hora sobre el coronavirus

Más historias originales sobre el Coronavirus que te pueden interesar