El método para predecir terremotos que lleva décadas acertando en política: Biden vencerá a Trump

Javier Taeño
·5 min de lectura

En apenas dos meses y medio los estadounidenses acudirán a las urnas para decidir si le dan cuatro años más de gestión a Donald Trump o si por el contrario apuestan por el cambio con Joe Biden, vicepresidente de Obama durante ocho años. Aunque tradicionalmente el presidente suele repetir mandato (solo cuatro no lo han conseguido desde 1900), la gestión del coronavirus, con Estados Unidos liderando los casos y las muertes en el mundo, y la convulsa situación económica pueden dar al traste con las aspiraciones del magnate.

Es al menos lo que cree Allan Lichtman, una leyenda de los pronósticos electorales que ha acertado el ganador de las elecciones en los últimos 36 años. Para conseguir esta fiabilidad tan alta, este analista utiliza un método que se aplica para la detección de terremotos y que hasta ahora no ha fallado.

Joe Biden y Donald Trump (AP Photo)
Joe Biden y Donald Trump (AP Photo)

Para predecir si habrá un seísmo o no, el estadounidense recoge hasta 13 variables distintas. Si 6 o más de ellas son falsas el terremoto se producirá, mientras que si más de la mitad son verdaderas el evento no tendrá lugar. Este sistema lo aplica tal cual para las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Si el terremoto no se produce, estaremos en un momento de estabilidad y el actual presidente repetirá mandato. Si por el contrario, el seísmo va a ocurrir habrá alternancia política.

Lichtman ya ha aplicado su método de cara a los próximos comicios y tiene un ganador: Joe Biden volverá a la Casa Blanca tras su etapa como vicepresidente y Donald Trump no repetirá mandato. Estas son las 13 variables de Lichtman que han dado como resultado la victoria demócrata.

1. El partido que gobierna la Casa Blanca ha ganado las elecciones a Congreso y Senado que se dan a mitad de mandato. Resultado: FALSO

2. No ha habido elecciones primarias para elegir a otro candidato a la presidencia en el partido en el poder. Resultado: VERDADERO

3. El actual presidente se presenta a las elecciones (no hay nuevo candidato a la presidencia en el partido que gobierna). Resultado: VERDADERO

4. No hay ningún candidato de peso por parte de terceros partidos. Resultado: VERDADERO

5. La economía se mantiene fuerte a corto plazo. Resultado: FALSO

6. Hay perspectivas de crecimiento económico a largo plazo. Resultado: FALSO

7. La legislación ha sufrido cambios estructurales de calado durante la última legislatura. Resultado: VERDADERO

8. No existen disturbios sociales importantes durante el actual mandato. Resultado: FALSO

9. La Casa Blanca no ha tenido escándalos durante ese mandato. Resultado: FALSO

10. No ha habido importantes fracasos militares durante el mandato. Resultado: VERDADERO

11. La Casa Blanca ha tenido algún éxito importante internacional, ya sea política o internacionalmente. Resultado: FALSO

12. El actual presidente es carismático para la mayoría de los estadounidenses. Resultado: FALSO

13. El candidato de la oposición no es carismático o inspirador. Resultado: VERDADERO

El resultado es de 7 falsos y 6 verdaderos, lo que anticipa terremoto electoral y la victoria de Joe Biden en las elecciones de Estados Unidos.

Allan Lichtman, profesor universitario, desarrolló junto al sismólogo ruso Vladimir Keilis-Borok este método a principios de los 80 que aparece explicado en el libro ‘Las claves a la Casa Blanca’. El primer pronóstico se remonta a 1984 cuando acertó que Ronald Reagan vencería a Walter Mondale.

Después predijo la victoria de George Bush sobre Michael Dukakis (1988); las dos de Clinton sobre Bush y Bob Dole (1992 y 1996); la de Al Gore frente a George Bush hijo (2000) (pese a que el segundo terminó siendo presidente, el político demócrata fue el ganador del voto popular); la de George Bush hijo sobre John Kerry (2004); las dos de Obama sobre John McCain y Mitt Romney (2008 y 2012) y la de Donald Trump sobre Hillary Clinton (2016).

Pese a que sus críticos consideran que su racha acabó con Al Gore, lo cierto es que el profesor se defiende asegurando que era la primera vez desde 1888 que se producía una divergencia entre el voto popular y el reparto de escaños. Teniendo en cuenta que finalmente Al Gore obtuvo más votos que Bush y ganó las elecciones, aunque sin obtener el número de representantes necesario para ocupar la Casa Blanca, Lichtman considera que su método sigue vigente.

De hecho, en las últimas elecciones predijo que Donald Trump se convertiría en el nuevo presidente de Estados Unidos y eso que las encuestas en ese momento favorecían a la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Allan Lichtman (PAUL J. RICHARDS/AFP via Getty Images)
Allan Lichtman (PAUL J. RICHARDS/AFP via Getty Images)

Apoyo de las encuestas

En esta ocasión, la eventual victoria de Joe Biden también viene apoyada por los sondeos. Los más recientes muestran que el vicepresidente de Obama cuenta con una ventaja de 10 puntos a nivel nacional, con un 51% de intención de voto frente al 41% de su rival.

Sin embargo, el actual presidente es experto en remontar encuestas y terminar saliendo victorioso, tal y como hizo en las primarias republicanas y en las elecciones presidenciales.

Si Lichtman vuelve a acertar serían ya 40 años sin fallo, aunque como él mismo admite lo más difícil del proceso es no dejarse llevar por las opiniones personales a la hora de decidir si una respuesta es verdadera o falsa. Este profesor, que se confiesa demócrata, no deja que sus sesgos guíen su elección final. En menos de tres meses tendremos la respuesta.

Más historias que te pueden interesar: