A un mes del estallido contra el Gobierno en Perú, las protestas no ceden

La captura del expresidente Pedro Castillo por ser acusado de intentar dar un autogolpe de Estado en Perú el pasado 11 de diciembre y el inicio del Gobierno de Dina Boluarte, son las causas directas de unas manifestaciones contra su gobierno que son el reflejo de la crisis política que vive la nación andina. Unas 47 personas han muerto en los enfrentamientos con las autoridades. Mientras Boluarte es blanco de críticas por la violenta represión con las que ha intentado acabar con las protestas.

Un mes tras el inicio de las protestas en Perú el número de muertos asciende a 47. Por esta razón el secretario general de la ONU, António Guterres, se pronunció y dijo estar "profundamente impactado" y está “siguiendo con preocupación” la situación.

A través de su portavoz, Stéphane Dujarric, Guterres instó “a las autoridades a asegurar el respeto de los derechos humanos y a garantizar que se lleve a cabo una investigación diligente, independiente, imparcial y transparente sobre las acusaciones de uso excesivo de la fuerza y violaciones de los derechos humanos"

Guterres, además, recomendó a los manifestantes que las protestas deben ser pacíficas y que deben respetar la vida y la propiedad privada.

Pero no solo el secretario general ha mostrado su preocupación en el país, también lo han hecho la Oficina para los Derechos Humanos y la representación de la ONU en Perú.

Este lunes en la región de Puno unas 18 personas murieron, entre ellos un policía, en los enfrentamientos entre las fuerzas del orden y los manifestantes.

Los participantes de las protestas exigen la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de elecciones generales a 2023 y la convocatoria de una asamblea constituyente.


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
¿Qué puede hacer el congreso peruano para evitar más muertes de manifestantes?
Gobierno peruano decretó toque de queda nocturno en Puno, sur del país
Manifestantes exigen elecciones y la liberación del expresidente peruano Pedro Castillo