Mercedes Milá: "Que el emérito no dé la cara es una pena enorme y vete a saber por qué es"

·8 min de lectura
La periodista y presentadora Mercedes Milá en una imagen de 2020. (Photo: Juan Naharro Gimenez via Getty Images)
La periodista y presentadora Mercedes Milá en una imagen de 2020. (Photo: Juan Naharro Gimenez via Getty Images)

Más de 45 años lleva Mercedes Milá en la profesión y, pese a tener 70, la periodista es de las que se niega a jubilarse. Todo lo contrario: vuelve a Movistar+ con Milá vs Milá, para reencontrarse con personajes a los que ya entrevistó en los 70, los 80 y los 90, como José María García, Lola Herrera o Joan Manuel Serrat. Se emitirá en #0 a partir del miércoles 13 de octubre.

“La magia del paso del tiempo”. Así define la catalana a su nuevo programa, en el que aterriza con una carrera a sus espaldas en la que nadie le obligó “a dejar de ser ella misma” porque se supo “defender muy bien de ese peligro”, asegura.

La hemeroteca avala que nunca se ha mordido la lengua. Tampoco lo hace en esta entrevista.

Empiezo robándote una pregunta que haces en el programa. ¿Hoy cómo vienes? ¿En tono simpático o terminas a palos en todas las entrevistas?

Hoy vengo en tono simpatiquísimo, porque además me acabo de tomar un café que me ha sentado muy bien. Tenía dolor de cabeza y me lo ha quitado, así que soy toda tuya.

He leído que en este programa no falta ‘el sello Milá‘, al que ha definido como “cuestionar todo de manera imprevisible e irreverente. ¿Ese es ‘el sello Milá’?

Cuando he visto eso he pensado “me parece que esto promete más de lo que yo hago”, pero a lo mejor es que me ven así, no lo sé. Ser irreverente es bueno si no hieres a nadie, porque no tener ese freno también te hace llegar a la gente, siempre sin molestar demasiado. Un poquito sí, demasiado no.

No esperaba que me resultara tan desagradable cumplir 70 años

Se ha insistido mucho en que vuelves a hacer entrevistas en la televisión a los 70 años y tú misma dices en el programa que al principio los llevabas mal, aunque ya no sea así.

Sí, cuando llegó el momento no esperaba que me resultara tan desagradable cumplir 70 años, no pensaba que llegara a ese punto de decir ‘cómo pesan’ pero, pasados los días y el mal humor que te genera, te ríes de ti mismo y piensas ‘qué tontería tan grande cuestionar lo que es una realidad en la vida, cumplir años’, así que ya se me pasó. Aunque cuando alguien dice “es una tía muy mayor, tiene 72 años, ¿eh?”, pienso... [pone cara de póker]. Me hace mucha gracia, pero bueno.

Igual la edad está más en la mente.

Sí, pero bueno eso son chorradas. Los 70 años son para bien y para mal. Para muchas cosas bien, porque tienes más experiencia, conoces a más gente, si te has cuidado física y mentalmente estás bien. Además, he tenido la experiencia de pasar una depresión y he aprendido muchísimo. Cuando le hice la primera entrevista a Ramoncín tenía 26 años y se la hago ahora con 70. Imagínate lo que ha pasado en la vida para él y para mí. Eso es el programa Milá vs Milá, esa magia del paso del tiempo.

Has mencionado la depresión. Justo esta semana es el Día Internacional de la Salud Mental (10 de octubre) y parece que es ahora cuando por fin la gente se empieza a concienciar, en parte gracias a testimonios como el de Simone Biles en los pasados Juegos Olímpicos o a la pandemia.

Sí, pero déjame decirte antes que esta semana también ha sido el Día Mundial de los Animales (4 de octubre) y te pido que reivindiques la función que hacen en la Fundación Gaia, porque es imprescindible que cambiemos el chip. Todo tiene ya días internacionales, hasta la sardina frita, pero es verdad que hay algunos importantes para seguir haciendo cosas. En cuanto a la salud mental, veo que sí se están haciendo cosas, que está saliendo gente diciendo “yo también estuve enfermo”, por ejemplo Ángel Martín, a quien amo profundamente. No tenía ni idea de que había tenido una crisis tan seria como para retirarse durante un tiempo. Cuando gente como él o como yo dice “he estado enfermo, he tenido depresión o he tenido un brote psicótico”, para la gente que lo tiene y no se atreve a salir a la calle es muy importante. Pero esto es como cuando, aunque ahora parezca mentira, un padre o una madre tenía un hijo con Síndrome de Down y lo encerraban en casa y no lo sacaban jamás. Figúrate tú ahora. La enfermedad mental es idéntico, en ningún caso son vergonzantes, y es mucha la gente que necesita ayuda, mucha. La pandemia ha llevado a los psiquiatras y a los psicólogos a mucha gente, pues ayudémonos.

¿Estás de acuerdo con que el periodismo ya no existe?

No. Totalmente al contrario. Existe y lo necesitamos más que nunca. Existe en ti, en cualquier compañero que se pare a hacer preguntas. No entiendo ni cómo se puede cuestionar, no sé ni quién se lo cuestiona.

No es que José María García lo cuestione en tu programa, es que directamente niega que siga existiendo.

Pero José María dice muchas cosas que a veces son bravuconadas, y no es que no exista es que a lo mejor no se hace como él lo haría. Creo que existe y está muy fuerte, lo que pasa es que es caro y no hay mucha gente dispuesta a pagarlo.

Por ejemplo en los Papeles de Pandora. Parece que estamos tan acostumbrados a noticias de fraude fiscal que cuando llega una investigación de esta talla se piensa “unos cuantos más”.

Y es verdad que mientras no veamos las consecuencias de esas investigaciones y no veamos que verdaderamente hay juicios en los que se vea que esas personas son culpables, pues no te lo acabas de creer. Pero bueno, que se unan tantos periodistas en el mundo para hacer esta investigación… Además, donde esté José María Irujo sé que se está haciendo un periodismo serio. Lo que pasa es que es apabullante, y lo que también me preocupa es que no se pueda demostrar del todo que es verdad, porque se mete a todos en el mismo cesto y a lo mejor son cestos diferentes.

Es muy preocupante que no se investigue hasta el final lo que sale sobre el rey emérito

Sé que no te gusta nada escuchar esto, pero...

A ver.

Aprovechando que eres de sangre azul, ¿qué tendría que hacer el rey emérito? Porque siguen sin cesar las noticias sobre él: la Fiscalía ha puesto en marcha el archivo de la investigación, su relación con Felipe VI estaría rota, su biografía escrita por una supuesta amante...

Cuantas amantes tiene este hombre, ¿no? A saber si son amantes, qué barbaridad, si todas le salen igual de ranas que Corinna Larsen… Para empezar, me caí el otro día con la bici y lo que salió fue sangre roja, o sea que lo de sangre azul vamos a dejarlo ya. Respecto a lo que sale del rey emérito, me parece muy preocupante que no se investigue de verdad hasta el final y se le juzgue con todas las consecuencias.

¿Y que él, de momento, no dé la cara?

Nadie le ha llamado frente a un juzgado. Diría que eso es lo interesante, que por fin sea juzgado, si consiguen que así sea. Que no dé la cara es una pena enorme y vete a saber por qué es. No entiendo porqué tiene que estar viviendo en otro país, quizás para beneficiarnos, no lo sé; quizás porque su propio hijo le pide que no esté aquí enredando, pero es un tema como una patata caliente con la que nadie saber qué hacer. Es un disgusto ciudadano muy profundo, pero está por juzgar.

¿Tampoco se sabe qué hacer con la factura de la luz? El ascenso no para.

No para. Los presidentes de las compañías de la luz son todos personajes muy importantes y poderosos, y también muchos excargos de los partidos políticos que existen en España. No puedo entender que tengan la desvergüenza de buscar un sitio a esas compañías para las que no están ni preparados. Estamos sufriendo el tema de la luz cuando el Gobierno está intentando por todos los medios paliar estas subidas y tienen sus tiras y aflojas con las compañías. Ya veremos dónde termina, porque de momento las compañías están calladas. Y resulta que un miembro del PSOE y un cargo importante se va de vicepresidente de Iberdrola [Antonio Miguel Carmona], da mucha vergüenza y me parece un ejemplo muy malo.

No puedo entender que los políticos tengan la desvergüenza de buscar un sitio en compañías para las que no están ni preparados

Te quejaste en su momento porque laSexta ocultó bajo un pitido algunas palabras por el horario de protección infantil. Seguimos viendo, por ejemplo, cómo Sálvame se divide en varios espacios. Como profesional de la tele, ¿qué opinas de esto?

No me gustó, lo del horario restringido me parece bastante hipócrita. Yo soy tendente a no variar el lenguaje en ningún horario, pero entiendo que haya padres a los que no les guste que esto sea así, y entiendo menos que haya un ministerio dedicado a poner multas por algunos tratamientos en algún caso, por utilizaciones de palabras, corrimientos de horarios… Se me va un poco de las manos todo esto, porque como siempre he trabajado en el horario de la noche no me afecta muy directamente.

Empecé robándote una pregunta y termino con otra: ¿Te obligaron en algún momento a dejar de ser tú?

Jamás. Me supe defender muy bien de ese peligro.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente