Mercedes-Benz también se va de Rusia y vende sus activos al inversor ruso Avtodom

El fabricante de automóviles alemán Mercedes-Benz tiene previsto vender sus activos rusos a un inversor local, según informó el miércoles el Ministerio de Industria y Comercio ruso, convirtiéndose en el último fabricante de automóviles en salir desde que Moscú envió tropas a Ucrania.

"Mercedes-Benz tiene la intención de vender sus acciones en las filiales rusas a un inversor local", Avtodom, dijo el ministerio en un comunicado de Telegram.

"El nuevo propietario de las divisiones rusas de Mercedes-Benz, Avtodom, podrá atraer a otras empresas como socios para producciones conjuntas", añadió el ministerio.

Mercedes-Benz confirmó su intención de vender en otro comunicado.

"El cumplimiento de las obligaciones con los clientes en Rusia... así como el mantenimiento de los puestos de trabajo de los empleados de las divisiones rusas de la empresa" fueron la prioridad a la hora de cerrar el acuerdo con Avtodom, dijo la directora general de Mercedes-Benz-RUS, Natalya Koroleva.

"La conclusión de la transacción está sujeta a la aprobación de todas las autoridades pertinentes", dijo Mercedes-Benz en el comunicado.

Muchas empresas occidentales abandonaron Rusia por razones éticas o logísticas desde que Moscú lanzó lo que llama una "operación militar especial" en Ucrania el 24 de febrero.

Ninguna de las partes proporcionó el miércoles detalles financieros de la transacción.

Las sanciones occidentales impuestas a Rusia desde el inicio de la ofensiva ucraniana han perturbado fuertemente las cadenas de suministro.

El sector tecnológico y el de la fabricación de automóviles se han visto especialmente afectados.

A pesar de todo eso, el fabricante de automóviles alemán puede seguir confiando en los altos precios de venta a pesar de la incierta situación económica y ha vuelto a elevar sus perspectivas de beneficios para todo el año. El beneficio del grupo se duplicó en el tercer trimestre en comparación con el mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar algo menos de 4.000 millones de euros. La demanda se mantuvo robusta, dijo el miércoles en Stuttgart el director financiero Harald Wilhelm.

Para el conjunto del año, la empresa con sede en Stuttgart espera ahora un rendimiento de las ventas antes de intereses e impuestos ajustados por elementos especiales del 13 al 15%, en lugar del 12 al 14% anterior, según el grupo que cotiza en el DAX. También se espera que los resultados de las furgonetas y del Grupo en su conjunto sean mejores de lo que se pensaba.

El motor de las mejores perspectivas para 2022 son las buenas ventas de coches caros.