Un mercado sirio resucita, pero sin el latido de muchos comerciantes exiliados

·3 min de lectura

El histórico zoco de Khan al Harir de Alepo, antaño capital económica de Siria que quedó devastada por la guerra, reabrió tras una trabajosa restauración, aunque sin muchos de los comerciantes que le daban vida, ahora exiliados.

"Las obras de reconstrucción han terminado y esto es magnífico, pero no es suficiente", dijo Ahmed al Shib, un mercante textil de 55 años que confiaba en legar el negocio a sus hijos.

"Lo que queremos es que nuestros hijos vuelvan a estas tiendas", dijo a la AFP esta semana durante la reapertura de este mercado cubierto. Pero sus hijos, a quienes muestra orgulloso en fotos, viven ahora en Argelia.

Khan al Harir es uno de los 37 mercados que rodean la famosa ciudadela de Alepo y, antes del estallido de la guerra siria en 2011, atraía a miles de visitantes y comerciantes.

Quedó muy castigado por los combates entre rebeldes y fuerzas del régimen, que dañaron un 60% de la ciudad vieja de Alepo, según las estimaciones de la agencia cultural de la ONU, Unesco.

El domingo reabrió oficialmente, cinco años después de que el gobierno recuperara la ciudad.

La restauración borró las cicatrices físicas del conflicto, pero no desvaneció todas sus sombras.

En el local de Ahmed, un retrato de su padre y fundador del negocio adorna la pared recién pintada.

Como muchos, este comerciante teme que el negocio familiar muera con él.

"Mis hijos viven en Argelia. Y los hijos de otros comerciantes están desperdigados por Egipto, Erbil [en el norte de Irak]" y otras partes, dijo.

"Muchos puestos están amenazados si nuestros hijos siguen emigrando", advirtió.

- Éxodo económico -

El conflicto sirio ha matado a cerca de medio millón de personas y ha provocado el desplazamiento de la mitad de la población previa a la guerra. También diezmó la economía y las infraestructuras, dejando a más del 80% de su población por debajo del umbral de pobreza.

Alepo, que era uno de los principales centros comerciales de Siria, perdió la mitad de sus mercaderes y empresarios. Muchos buscaron un futuro lejos, en países vecinos como Irak o Turquía.

Ahmed al Damlakhi se quedó al cargo de la tienda de telas que su hermano tenía en zoco, después de que este último emigrara a Turquía con sus hijos hace unos años.

Bajo un arco recién renovado con piedras blancas y negras, este hombre de 65 años daba la bienvenida a vecinos que no había visto en años.

Por videollamada, le enseñaba a su hermano el nuevo aspecto del mercado, con los comerciantes frente a sus puestos entre un desfile de clientes.

"Soy optimista ante la reapertura del mercado (...) pero echamos de menos a vendedores e inversores ahora dispersados por el mundo árabe", reconoció.

"Solíamos depender de los turistas y de visitantes llegados del campo y de otras provincias (...) pero la situación ahora es muy difícil", explicó.

"Además, las sanciones occidentales obstaculizan las importaciones, las exportaciones y el comercio (...) Mientras la situación no cambie, será difícil para mi hermano y sus hijos volver", añadió.

- Tiendas vacantes -

Estos enormes zocos, los más antiguos de su estilo en el mundo, se extienden desde la parte occidental de la ciudad vieja hasta la puerta de la ciudadela, cubriendo una superficie de 160.000 metros cuadrados.

Durante siglos, fueron el corazón comercial de la ciudad antigua y un núcleo comercial entre Oriente y Occidente.

La restauración empezó hace dos años, después de que el gobierno sirio firmara un acuerdo de colaboración con la fundación Aga Khan.

Los trabajos en Khan al Harir, que tiene unas 60 tiendas, tardaron un año en completarse. Hay proyectos en preparación para otros dos mercados.

"El área era un montón de ruinas. Hoy podemos decir que la infraestructura del mercado ha sido completamente rehabilitada", dijo Jean Moughamez, del Consorcio Sirio para el Desarrollo, una agencia vinculada al gobierno que controla los trabajos de restauración.

Pero el éxodo de los mercaderes supone un desafío, admitió.

"Tenemos problemas de comunicación con los propietarios que están fuera de Siria, especialmente aquellos que no tienen un agente encargado de sus negocios", dijo.

"No podemos trabajar solos, necesitamos la cooperación de todos", aseguró.

mam/lar/ho/hc/dbh/jvb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente