El mercado prevé que Brasil solo crecerá un 0,36 % en 2022

·3 min de lectura

Río de Janeiro, 3 ene (EFE).- Los analistas del mercado financiero brasileño prevén que la economía de Brasil tan solo crecerá un 0,36 % en 2022, año en que la inflación se ubicará en el 5,03 %, según un sondeo divulgado este lunes por el Banco Central.

De acuerdo con la primera edición este año del llamado boletín Focus, un sondeo que el emisor realiza semanalmente entre un centenar de economistas de bancos y entidades financieras, los analistas iniciaron 2022 pesimistas debido a que hasta hace dos semanas preveían para este año un crecimiento del 0,50 %.

La nueva proyección refuerza el pesimismo de los economistas con la mayor economía latinoamericana, que en 2020 sufrió una caída histórica del 3,9 % como consecuencia de la crisis generada por la pandemia de la covid-19 y en 2021 tan solo rebotó, con un crecimiento del 4,5 %, según las últimas previsiones, sin capacidad para mantener ese impulso en 2022.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil en 2022 está amenazado por la alta inflación, por los elevados intereses -en su mayor nivel en los últimos cuatro años-, por el aún preocupante desempleo (12,1 % hasta octubre), por la sequía histórica que afectó la generación de energía y la agricultura, y por la incertidumbre política.

Brasil comenzó el año totalmente polarizado políticamente ante las elecciones presidenciales de octubre próximo, para las que aparece como máximo favorito el líder izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, con casi un 50 % del favoritismo, el doble de la intención de voto que el actual presidente, el líder ultraderechista Jair Bolsonaro.

El mercado ha reaccionado negativamente a los recientes aumentos de gastos autorizados por Bolsonaro para financiar sus programas sociales en el año electoral, que pueden agravar el déficit en las cuentas públicas, pero también siente recelo frente a los cambios que puede introducir la izquierda en la política económica.

Según la encuesta divulgada por el Banco Central, los analistas prevén que, tras un pifio crecimiento de 2022, la economía de Brasil tan sólo se expandirá un 1,80 % en 2023.

En cuanto al índice de precios, los economistas del mercado redujeron su previsión para la inflación de Brasil en 2021 desde el 10,02 % que proyectaban la semana pasada hasta el 10,01 % que calculan en la primera semana de este año.

De confirmarse esta tasa, Brasil cerró el año pasado con su mayor inflación desde 2015 (10,67 %) y con una tasa que dobla la meta que el Emisor se había impuesto para 2021, que era del 3,75 % con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales, es decir que podía llegar hasta un máximo de 5,25 %.

Según el nuevo sondeo, los economistas prevén que la inflación comenzará a ceder este año y se ubicará en el 5,03 % en 2022, casi en el techo de la meta del Banco Central, y en el 3,41 % en 2023.

Los analistas también prevén que, tras haber elevado la tasa básica de intereses hasta el 9,25 % anual a finales de 2021, su mayor nivel en los últimos cuatro años, la autoridad monetaria mantendrá la política restrictiva y seguirá elevando los tipos, al menos hasta el 11,50 % anual a finales de 2022.

En cuanto al cambio, la proyección es que, tras haber terminado 2021 con un cambio de 5,57 reales por dólar, la moneda estadounidense prácticamente se mantendrá estable y terminará 2022 cotizada a 5,60 reales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente