El mensaje directo de un catedrático de Historia a quienes, como el PP, se oponen a la Ley de Memoria

·3 min de lectura
Cuca Gamarra y Alberto Nuñez Feijóo, este martes en el Congreso. (Photo: Getty Images)
Cuca Gamarra y Alberto Nuñez Feijóo, este martes en el Congreso. (Photo: Getty Images)

Cuca Gamarra y Alberto Nuñez Feijóo, este martes en el Congreso. (Photo: Getty Images)

Julián Casanova, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza, ha enviado varios mensajes muy claros a quienes, como el PP, se oponen a la Ley de Memoria Democrática, a la que este jueves el Congreso dio su visto bueno a pesar de los votos en contra de los ‘populares’ y de Vox.

“Ley de Memoria. Ahí seguimos, con el enérgico rechazo de quienes más incómodos se encuentran con el recuerdo de la violencia franquista. Acostumbrados a la impunidad y al olvido del crimen cometido desde el poder, se negaron, y se niegan, a recordar el pasado para aprender de él”, ha escrito el experto en Twitter.

En mensajes anteriores Casanova se ha referido directamente al PP: “Durante décadas España estuvo llena de memoria de los vencedores. Las víctimas de los vencidos no existían. El olvido oficial, que es lo que siempre ha practicado el PP, no hará desaparecer el recuerdo de ese pasado de violencia y dictadura. Historia, memoria, enseñanza (y ley)”.

En un mensaje más, el catedrático ha enumerado: “Decenas de miles de muertos en fosas; cuarenta años con Franco y su dictadura de vencedores y vencidos, víctimas y verdugos”.

“Pero cada vez que se trata de gestionar desde la democracia ese pasado sucio, el PP encuentra su excusa. Desde Fraga y Aznar a Feijóo. El ansiado olvido”, ha rematado.

Todo ello después de que el Pleno del Congreso aprobase este jueves el proyecto de Ley de Memoria Democrática, con el respaldo de PSOE, Unidas Podemos, PNV Bildu, PDeCAT, Más País y Compromís, frente al ‘no’ del PP, Vox, Ciudadanos, Junts y la CUP. Esquerra Republicana y el BNG han optado por la abstención porque aunque aprecian avances, les sigue pareciendo insuficiente. La norma continuará ahora su tramitación en el Senado con vistas a ser aprobada definitivamente a la vuelta del verano.

Esta ley, que supone una profundización en la Ley de Memoria Histórica de 2007, fue aprobada en Consejo de Ministros hace casi un año y tomada en consideración por el Congreso en octubre de 2021, pero dos meses después se metió en ‘la nevera’ al no ver el Gobierno suficientes apoyos para sacarla adelante, ya que a la oposición del PP, Vox y Ciudadanos se sumó el rechazo inicial de ERC.

Fue el pasado mes de junio cuando el proyecto se sacó del cajón para reactivar la tramitación, una vez que PSOE y Unidas Podemos habían acercado posturas con otras formaciones minoritarias. Así, la Ley de Memoria Democrática superó la fase de ponencia tras introducirse varias enmiendas pactadas con Bildu, PNV, el PDeCAT, Más País y Coalición Canaria.

El grueso de los acuerdos se alcanzó con Bildu, empezando por ampliar hasta 1983, cinco años después de aprobada la Constitución, el reconocimiento de víctimas de violaciones de Derechos Humanos y la posible reparación económica que ello conllevase.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente