En Mendoza, la oposición a Alberto Fernández busca ratificar su victoria en las primarias

·5 min de lectura

Mendoza es una de las cinco provincias más pobladas de Argentina, con poco más de dos millones de habitantes, un 4,9% de la población total del país y, por lo tanto, una jurisdicción clave para las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre. Ubicada en el oeste del país, en la frontera con Chile, es la principal provincia productora de vino del país, además de contar con producción frutihortícola, extracción de petróleo y gas y ser un importante destino turístico.

En Mendoza se elegirán tres senadores nacionales (será una de las ocho que elegirá senadores, cámara donde está en juego el quórum del oficialismo), y cinco diputados nacionales. También se renovará la mitad de las cámaras de la Legislatura local, al igual que los concejos deliberantes de los 18 departamentos.

Esta provincia se ha caracterizado históricamente por ser uno de los territorios más opositores al peronismo, partido que es mayoría en el Frente de Todos, la coalición a la que pertenecen el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

En Mendoza hay 1.439.463 ciudadanos habilitados para votar, un 4,2% del padrón nacional. Si bien en porcentajes está lejos de la populosa provincia de Buenos Aires (37%), analistas sostienen que es una de las jurisdicciones que más aporta al escenario político nacional en términos cualitativos, teniendo en cuenta que es una de las cuatro gobernadas por la oposición (junto con Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Corrientes y Jujuy) y también por la importancia de las figuras políticas que disputan el poder a nivel nacional.

El frente gobernante, Cambia Mendoza, es parte de la coalición a nivel nacional de Juntos por el Cambio, partido del expresidente Mauricio Macri, que intentará ratificar el contundente triunfo que tuvo en las primarias frente a un peronismo que tratará de recortar diferencias. En los comicios del 12 de septiembre, el frente Cambia Mendoza obtuvo el 44% de los votos, mientras que el Frente de Todos tuvo una de sus peores elecciones, con un 25% de la votación.

Las figuras políticas mendocinas “tienen una influencia importante en la política nacional”

En diálogo con France 24, Martha Reale, directora de la consultora Reale-Dalla Torre, destacó que Mendoza es una jurisdicción “súper observada e importantísima” en el escenario nacional en términos políticos, al marcar que, luego de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es la provincia “fuerte” de Juntos por el Cambio, “lo que le da un diferencial respecto al resto”.

Pero, además, porque las figuras que participarán en los comicios “tienen una influencia importante en la política nacional”. Los principales referentes de Cambia Mendoza son el presidente nacional de la Unión Cívica Radical (UCR, que forma parte de la coalición gobernante provincial), Alfredo Cornejo; y el gobernador Rodolfo Suárez. Ambos son candidatos a senador nacional; aunque Suárez se presenta como suplente.

También está el candidato a diputado nacional Julio Cobos, actual senador nacional y quien fue vicepresidente de Fernández de Kirchner en 2007 (luego rompería relaciones en el marco de un conflicto con el sector agropecuario, en 2008, cuando votó en contra del propio Gobierno nacional que intentaba implementar mayores retenciones a las exportaciones de ese sector).

Durante estos 20 meses de pandemia, Mendoza se mostró con una visión más abierta en los rubros social y económico, mientras que el Gobierno nacional tuvo políticas más restrictivas, con cuarentenas estrictas, que desde la visión del oficialismo mendocino, y la oposición a nivel nacional en general, han profundizado la situación de crisis económica del país.

Del lado de la oposición provincial, la figura es Anabel Fernández Sagasti, senadora nacional por el Frente de Todos, que buscará revalidar su banca y quien es muy cercana a Fernández de Kirchner.

En su campaña denuncia que en la provincia existe una situación de inseguridad alta al argumentar que ha crecido la delincuencia en la provincia, mientras que en el oficialismo provincial aseguran que si bien subieron los robos menores un 28%, bajaron los agravados un 35% (por uso de arma blanca o de fuego) en el último año.

Fernández Sagasti también acusa al frente Cambia Mendoza de “sobreendeudar” a la provincia por un bono en dólares lanzado en 2016 por U$S 500 millones, pero el ministro de Hacienda local, Lisandro Nieri, defendió la gestión al indicar que ese bono "fue para saldar deudas de los gobiernos peronistas" y que actualmente "se transita un proceso de desendeudamiento y consolidación fiscal".

Un alto nivel de voto en blanco en las primarias

En términos generales, el Frente de Todos apuesta mantener el voto de las clases populares y sectores gremiales, intentando mejorar su pobre rendimiento en las primarias; mientras que Cambia Mendoza intentará acercarse a los 50 puntos para fortalecer el espacio y mostrarse ante el país como una de las provincias referentes de la oposición al kirchnerismo. Pero además, una contundente victoria impulsaría a Cornejo y Suárez a estar en los nombres de posibles integrantes de un binomio presidencial en Juntos por el Cambio, con vistas a las presidenciales del 2023.

Un dato a tener en cuenta es que en la elección primaria sorprendió el alto nivel de votos en blanco, que rondó el 11% (a nivel nacional fue sólo del 4%), y que se correspondió con un grado de “enojo generalizado de la sociedad por la situación económica, profundizada por la pandemia”, según interpretó Reale. “El promedio histórico del voto en blanco en Mendoza está entre el 3,5 y 4%, por lo que este número excedió bastante el promedio”, comentó, y agregó que fueron los sectores económicos “medios y bajos” los que mayoritariamente se volcaron al voto en blanco, “porque fueron los que menos acceso tuvieron a las ayudas del Estado”.

En todo caso, el 14 de noviembre, si se mantienen los resultados de las primarias, Cambia Mendoza aportará dos senadores y 3 diputados nacionales; mientras que el Frente de Todos lo hará con un senador y dos diputados. En tanto, la Legislatura local seguiría teniendo una hegemonía oficialista, con quórum propio de Cambia Mendoza en las dos cámaras.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente