Menchú, Esquivel y Santos exponen en Nueva York sus "recetas" para la paz

·3 min de lectura

Naciones Unidas, 19 sep (EFE).- Tres premios nóbeles latinoamericanos de la paz expusieron este lunes en Nueva York sus "recetas" para propiciar la paz en países inmersos en conflictos, en un evento paralelo a la semana de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Invitados por el Banco de Inversión de América Latina, CAF, por su décimo aniversario como observador permanente de la ONU, los nóbeles Rigoberta Menchú, Adolfo Pérez Esquivel y Juan Manuel Santos participaron en el panel “Diálogos por la Paz” y abordaron los desafíos a que se enfrentan Latinoamérica y el Caribe en el camino por la paz.

Para el argentino Adolfo Pérez Esquivel, en un mundo conflictivo lleno de tensiones, hambre, pobreza y guerra, "hay que ir hacia la construcción de democracias participativas donde los pueblos tengan las herramientas legales, jurídicas e institucionales para poder defender sus derechos”.

Esquivel (nobel en 1980) cree que las relaciones humanas y de los pueblos son fundamentales para mejorar la convivencia, y especialmente admitir que "la diversidad es muy importante para crear convivencia y construir la paz”, explicó.

Por su lado, la guatemalteca Rigoberta Menchú, defensora de las culturas indígenas y los pueblos ancestrales, definió la paz como "el diálogo, la armonía, la búsqueda de bienestar y el bien común, y si todos vamos en esa dirección vamos a enfrentar (juntos) los diversos problemas”, dijo.

“El covid nos puso contra las cuerdas y nos dimos cuenta que somos vulnerables, todos los humanos, de todas las edades. Entonces, trabajemos como gente humilde y no solo como gente poderosa . Trabajemos por el desarrollo teniéndolo como meta y hagámoslo teniendo mucha creatividad”, continuó Menchú, que recibió el nobel en 1992.

Para la guatemalteca, es fundamental dar oportunidades a toda la gente: “Si se da una posibilidad a estas personas, por ejemplo a mujeres que están esperando un crédito comunitario o familiar, ellas con su esfuerzo saldrán adelante con sus iniciativas autogestionadas”, explicó.

Para ella, es importante tener aliados en la región: “Yo he venido aquí (Nueva York) buscando aliados y ya encontré varios, me acerqué a buen árbol, y tenemos que eliminar prejuicios y dicotomías que nos impiden relacionarnos”, expresó.

Por su parte el expresidente colombiano Juan Manuel Santos dijo que los desafíos que tiene por delante la región son luchar contra la pobreza y la desigualdad, porque para construir la paz se requiere financiación y recursos.

“Por eso -expresó- me alegro que la CAF esté reenfocando sus prioridades y estoy seguro que va a ser de gran utilidad para todos los países. La CAF es una fuente de soluciones muy importante y nos puede ayudar a salir adelante con más éxito”, dijo el expresidente, nobel en 2016.

Snatos hizo mención a otros problemas relevantes que afectan a la región como el incremento del poder de las mafias de narcotráfico que está haciendo estragos desde México hasta Argentina pasando por el Caribe.

“Eso se va a seguir agravando mientras no tomemos la decisión de cambiar el enfoque actual punitivo y prohibicionista -comentó- Sería muy bueno que en esta Asamblea General de Naciones Unidas se empezara a llevar a cabo una revisión de esas convicciones internacionales para poder mitigar el efecto prohibicionista y tener un efecto más humano y efectivo en la lucha contra la droga”, sentenció Santos.

(c) Agencia EFE