El dato de Melilla que avergüenza a España en la Unión Europea

Javier Taeño
·4 min de lectura

Durante décadas España ha tenido una de las tasas de desempleo más altas de la Unión Europea, llegando a alcanzar en 2013, tras la crisis económica, un 26%. La pandemia de coronavirus ha tenido un fuerte impacto también en el empleo y actualmente la tasa se sitúa en el 16%. 

Unos datos que están muy por encima de la media europea (en torno al 7%) y que muestran una realidad importante: el paro es mucho más acusado entre los jóvenes menores de 25 años. En este sentido, Melilla es la región del continente con peores cifras.

Melilla tiene el paro juvenil más alto de Europa. (Photo by Óscar Giménez/Europa Press via Getty Images)
Melilla tiene el paro juvenil más alto de Europa. (Photo by Óscar Giménez/Europa Press via Getty Images)

Según los datos de Eurostat de la tasa de desempleo juvenil del año 2020, la ciudad autónoma tenía a un 71% de las personas entre 15 y 24 años sin trabajo. En el extremo contrario se situaba Praga (República Checa) donde estos números bajaban sensiblemente hasta el 5%. La media del continente era del 16,9%. 

Aunque los datos de Melilla son especialmente malos, lo cierto es que solo es el reflejo de la dificultad española para conseguir el acceso de los jóvenes al empleo porque no había ni una sola comunidad autónoma en la que se mejoraran los registros comunitarios. País Vasco, Navarra o Cantabria, las comunidades tradicionalmente con menos paro de España, se sitúan por encima de la media europea.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

Cabe señalar que tanto en el último trimestre del 2020 como en el primero del 2021 Melilla ha mejorado sensiblemente sus datos a medida que empezaba la recuperación económica tras pasar lo peor de la pandemia. Así, ese acumulado de 2020 en el 71% a finales del 2020 ya se había reducido al 66,72% y en los tres primeros meses de 2021 ha bajado 20 puntos, hasta el 46,98%.

Aunque estos registros continúan siendo muy malos, al menos sí que se ve una cierta evolución positiva tras unos meses muy duros en los que el coronavirus ha golpeado duramente al turismo y al comercio, dos de los sectores más relevantes de la ciudad autónoma. Conviene recordar que tanto el sector inmobiliario como el hostelero tienen un gran peso en la economía melillense y que ambos se han visto afectados por esta última crisis.

La mejora en el desempleo de la población joven en Melilla ha sido bastante desigual. Mientras que el paro juvenil de las personas entre 16 y 19 años ha aumentado (ha pasado del 78,86% al 100%), entre los 20 y los 24 años ha ocurrido exactamente lo contrario. Así, ese 63,93% se ha transformado en un 32,33% de un trimestre a otro.

El paro más bajo en la ciudad autónoma se sitúa en la franja de edad de los mayores de 55 años debido a que está en un 11,48%. Hay que recordar en este sentido que la mayor parte de la población activa en Melilla son funcionarios del Estado.

Los datos españoles, mejores pero poco

Aunque la media española en su conjunto es algo mejor en lo que se refiere a paro juvenil, lo cierto es que los datos son los peores de toda la Unión Europea. Actualmente se encuentra en el 39,5% al cierre del primer trimestre de 2021, 3,7 puntos menos que en el último del 2020. 

Son en total 550.900 jóvenes sin empleo al acabar marzo. Por ponerlo en contexto países como Portugal o Suecia se sitúan a continuación de España con unas cifras del 24%, con 15 puntos menos.

Melilla además fue la segunda región europea con más desempleo total, es decir, entre personas en una franja de edad de 15 y 74 años en el año 2020. Lo cerró con un 23,7% de paro, solo superado por Ceuta (24,5%). En el extremo contrario las regiones de Wielkopolskie (Polonia) y de Bohemia Central (República Checa) con unas tasas de 1,8% y 1,9% respectivamente.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Así pues todas estas cifras ponen una vez más de relieve el grave problema con el empleo que tiene España y que se agrava con la dificultad de los jóvenes para acceder al mercado laboral. Urgen por tanto reformas que faciliten, igual que en otros países, la reducción del paro juvenil.

EN VÍDEO I Las imágenes de menores marroquíes asaltando autobuses turísticos para pasar la frontera de Melilla

Más historias que te pueden interesar: