La mejoría epidémica se estanca en Cataluña, pero bajan las hospitalizaciones

·2 min de lectura

Barcelona, 2 jun (EFE).- Los indicadores epidémicos se han estancado con una ligera tendencia al alza en Cataluña, donde se han diagnosticado 974 nuevos contagios en las últimas 24 horas, con tres nuevas muertes notificadas, aunque sigue descendiendo el número de hospitalizados por COVID-19.

Según los datos actualizados este miércoles por el Departamento de Salud, hay 684 pacientes con COVID ingresados en los hospitales catalanes -como a finales de agosto-, 57 menos que este martes, de los que 234 están en la UCI, 19 menos que la víspera y un número similar al que había a mediados de octubre.

El riesgo de rebrote de la pandemia (EPG), que mide su crecimiento potencial, repunta por segundo día consecutivo hasta los 112 puntos, cinco más que la víspera, y sigue resistiéndose a bajar de los 100, el umbral que indica el riesgo alto y pasa a riesgo moderado.

El índice que mide la velocidad de propagación (Rt) también ha repuntado cuatro centésimas desde el martes y es de 1,02, es decir, que cada 100 infectados contagian a una media de 102 personas, lo que indica que hay propagación comunitaria del virus.

La incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes a 14 días (IA14) ha crecido a 110, uno más que el día anterior, mientras que la positividad de los PCR y test de antígenos ha bajado dos centésimas y se ha situado en el 3,94 %, por debajo del 5 % que la OMS considera el umbral para poder controlar la epidemia.

El número de personas infectadas de SARS-CoV-2 en Cataluña desde el inicio de la epidemia confirmadas por todo tipo de pruebas asciende a 684.052, de las que 974 han sido diagnosticadas en las últimas 24 horas.

En los últimos siete días se han confirmado con pruebas PCR o test de antígenos 4.031 positivos, una media de 575 personas contagiadas cada día.

Desde el inicio de la epidemia han fallecido oficialmente por COVID en Cataluña 22.185 personas, de las que tres han sido notificadas en las últimas 24 horas, y sigue sin haber ningún fallecido comunicado el pasado 27 de mayo, que sería el segundo día de la epidemia sin muertos tras el 5 de julio de 2020.

La mortalidad, el indicador que más está bajando, se ha estancado con 29 personas fallecidas por la enfermedad en los últimos siete días, es decir, una media de cuatro muertes al día, un cifra que no se daba desde la semana del 14 de julio, y muy lejos del récord de mortalidad registrado el 30 de marzo del año pasado, cuando se notificaron 417 fallecidos en 24 horas.

(c) Agencia EFE